Publicidad!

El Mandatario presentó el jueves una serie de medidas que incluyen obligar a los estados a crear policías únicas


Cortesía
Cortesía

El presidente, Enrique Peña Nieto, pretende eliminar las policías municipales mexicanas como parte de un plan de choque que expertos estiman poco novedoso contra la profunda infiltración del narcotráfico en las autoridades locales, que volvió a destaparse con la desaparición de estudiantes en Guerrero.

Peña Nieto, inmerso en la peor crisis de su mandato, anunció este plan el jueves en un mensaje televisado a la Nación, precedido por una nueva matanza en el estado de Guerrero, donde aparecieron 11 cadáveres decapitados.

“México no puede seguir así”, recalcó el mandatario dando la razón a la indignación nacional por el crimen de los 43 estudiantes, que ha generado multitudinarias protestas en el país y reclamos desde el exterior.

“Asumo la responsabilidad de encabezar todos los esfuerzos necesarios para liberar a México de la criminalidad, para combatir la corrupción y la impunidad”, dijo Peña Nieto en el Palacio Nacional ante los gobernadores estadales y representantes de todos los poderes y la sociedad civil.

En su paquete de nuevas medidas de seguridad, que enviará el lunes al Congreso, el Presidente incluyó una reforma constitucional para reemplazar los cuerpos de policía municipal por fuerzas únicas de cada uno de los 32 estados.

Una parte de la estrategia es combatir la infiltración del crimen organizado en autoridades municipales y sustituir las 1.800 policías locales por 32 corporaciones estadales.

Un viejo plan

El director para las Américas de Human Rights Watch (HRW), José Miguel Vivanco dijo que pareciera ser que el gobierno no hace más que reeditar el mismo producto con un nuevo envoltorio. La efectividad del gobierno para abordar la crisis que enfrenta México está en su capacidad de mostrar resultados.

AFP

Publicidad!