Publicidad!

La persistente escasez de cremas para el tratamiento de patologías cutáneas como escabiosis y hongos, sigue generando molestias entre decenas de anaquenses, quienes deben recurrir a remedios caseros ante la ausencia de este tipo de productos en las farmacias locales.

Los afectados destacan que ungüentos, tanto bactericidas como cicatrizantes, desaparecieron de las botiquerías de esta localidad desde hace meses, limitando con ello las opciones a la hora de combatir algunas afecciones de la piel.

“Llevo tres semanas intentando conseguir Adel, Bacitracina o Muproban para mi hijo de tres años afectado con una dermatitis por contacto, pero hasta ahora no he tenido suerte, pese a visitar con frecuencia media docena de botiquerías”, destacó Noelia Salcedo, una administradora domiciliada en el sector Viento Fresco, Anaco.

Salcedo comentó que “a fin de evitar que la enfermedad se propague a otras partes de su cuerpo, he optado por aplicarle a mi chamo compresas de manzanilla y aloe vera, como paliativo temporal mientras adquiero esos medicamentos”.

“En varias ocasiones he recurrido a la redes sociales en busca de dichas cremas, pero todo ha sido en vano ya que las mismas son importadas y su distribución está sujeta a la entrega de dólares preferenciales a las empresas del sector farmacéutico”.

Por su parte el obrero Robert Briceño comentó que “una situación similar ocurre con los fármacos fungicidas a base de clotrimazol”.

En aumento
A su vez, el galeno Néstor Ramírez, presidente de la FundaciónGente de Anaco, recordó que “los casos de escabiosis se han multiplicado de manera exponencial debido a la presencia de perros afectados con esa patología merodeando por calles y avenidas”.

Carlos Alberto Pirela
[email protected]

Publicidad!