Publicidad!

El ‘espíritu Dakar’ de Stephane Peterhansel, socorrer a un colega caído, fue premiado por la organización de la edición 2017 del rally: el francés se adjudicó la victoria de la décima etapa y asumió de nuevo el liderato en autos, a dos días del emocionante final en Buenos Aires.

‘Peter’ chocó su Peugeot de frente con el motociclista esloveno Simon Marcic a la altura del kilómetro 83 de la especial de 449 km entre Chilecito y San Juan, en el noroeste de Argentina, provocándole la fractura abierta de tibia y peroné izquierdos.

Tras la colisión, Peterhansel y su copiloto, el también francés Jean Paul Cottret, descendieron de su vehículo y permanecieron por al menos unos 15 minutos prestándole los primeros auxilios a Marcic a la espera de los paramédicos de la carrera.

“Frené y lo atropellé. Quedó debajo del auto. No pude parar antes”, resumió ‘Míster Dakar”.
El GPS del defensor del títulos en autos fue revisado por la organización y se determinó el tiempo de asistencia y el lugar donde se detuvo y por reglamento le retribuyeron el tiempo que estuvo socorriendo al compañero.

 

AFP

Publicidad!