Más de tres años tienen esperando los habitantes de Tumba de Bello, en Barcelona porque asfalten la calle principal de sector.

Huecos, aguas y basura limitan el paso de los vehículos por la zona, según denunciaron los vecinos, cuando llueve la situación empeora.

“Por acá no pasan los carros desde hace tres meses, el paso está totalmente trancado.

Estamos esperando a que cumplan con las promesas que nos han hecho diversas autoridades gubernamentales, pero al parecer todo lo que dijeron formaba parte de una campaña”, relató Daniel Guzmán quien reside en el sector desde hace más de cinco años.

Precisó que ya han ido a solicitar la ayuda de los gobernantes pero no han tenido suerte.

“Somos más de 400 familias que pasamos a diario por esta calle, la insalubridad que hay está enfermando a los niños. La basura la debemos colocar en la avenida principal porque el camión no puede pasar por la calle”, lamentó.

Por su parte José Ramírez, otro de los afectados, comentó que otro problema que los mortifica es la carencia del alumbrado público, esto genera que en la noche los delincuentes roben a las personas que vienen de su trabajo.

“Acá los malandros no les importa que haya una casilla policial cerca del sector, ellos roban cada vez que les da la gana y nadie hace algo. Se esconden en las sombras porque no hay alumbrado”, señaló.

Acotó que también han presentado dificultad con el suministro de agua.

“Ahora tenemos que madrugar para llenar los potes y tener agua en el día”, dijo.

Kenlibeth Fernández
[email protected]