La familia del periodista chileno-venezolano Braulio Jatar, detenido en Venezuela desde el pasado 3 de septiembre, pidió este miércoles que sea incluido en la lista de “presos políticos”, cuya liberación gestiona la oposición en un diálogo que inició con el gobierno.

La solicitud se realizó ante la Comisión de Política Interior del Parlamento, controlado por la oposición, que se comprometió a prestar “todo el apoyo” necesario.

Silvia Martínez, esposa del comunicador, demandó que los expedientes del proceso “sean remitidos a la mesa que se encarga del tema de las libertades en el marco del diálogo, apelando a que de estas salga la liberación de los presos políticos”, dijo a la prensa la diputada Delsa Solórzano, presidenta de la comisión legislativa.

La familia denunció irregularidades en el procedimiento abierto contra Jatar. “En cualquier país con seguridad jurídica, mi esposo estaría en la casa, estaría con su familia”, expresó Martínez.

Al periodista se le imputó por lavado de dinero, pero sus familiares y el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (SNTP) sostiene que fue arrestado por difundir videos de una protesta contra el presidente Nicolás Maduro en la isla de Margarita, en septiembre pasado.

Según la familia, las autoridades alegan que portaba una alta suma de dinero sin declarar en su vehículo. No trascendió el monto.

El gobierno de Chile ha pedido respeto a los derechos de Jatar, pero Caracas acusa a Santiago de “injerencia” en medio de un cruce de comunicados de las cancillerías.

AFP