Publicidad!

Son tantas las imágenes de abuso y violencia de los meses recientes, que pareciera que la memoria no da para tanto, que se superponen unas con otras, que lo indignante hace tres semanas queda desplazado por lo ocurrido.

El 4 de abril el cornista Frederick Pinto fue detenido por la Policía Nacional Bolivariana. Las fotografías se hicieron virales, varios músicos se solidarizaron con el joven ante lo que calificaron de atropello por parte de las autoridades.

En ellas se podía ver cómo trataba de escapar, pero el instrumento pesaba y los uniformados eran más. Lo atraparon.

Desde entonces poco se ha sabido del músico de 21 años de edad, salvo que ahora vive en España y que a través de un crowdfunding espera reunir el dinero que necesita para comprarse otro instrumento, ese que le permitirá presentarse a audiciones.

Afirma que tuvo que dejar Venezuela por amenazas.

“Me arrestaron porque me querían robar el instrumento. Yo caminaba por la calle que va desde la iglesia de la Chiquinquirá hasta la avenida Libertador. Tenía que llegar a mi ensayo y vi que varios manifestantes corrían en mi dirección.

Logo de Redaccion
Redacción El Norte
Publicidad!