Publicidad!

Esta afección afecta de forma directa a las gatas y perras mayores de los cinco años y que no fueron esterilizadas, los veterinarios aseguran que la enfermedad puede causar la muerte de la mascota al no cumplir con las medidas que sean necesarias para recuperar su estado de salud

Cuando se tiene una mascota en casa se busca brindarle el cariño y la atención posible para que se sienta protegido en cada lugar.

Aunque al igual que las personas todos los animales son portadores de gérmenes, que pueden generarle diversas enfermedades, entre las que se destacan el moquillo, así como el parvovirus canino y gusano del corazón.

Especialistas en la salud animal aseguran que estas enfermedades no pueden transmitirse a los seres humanos.

La médico veterinario Marielba Granados destacó que otro de los padecimientos es la piometra, un mal que ataca a la hembra y que puede resultar fatal si no se toman las medidas necesarias.

La piometra es una afección que es considerada como una urgencia veterinaria, y que afecta de manera directa a las perras y gatas mayores de 5 o 7 años, que aún no han sido esterilizadas.

Perros y niños
Uso constante de progestágenos y estrógenos puede causar males en la salud de la mascota. Cortesía

Esta alteración se carateriza por la acumulación de secreciones y pus en el interior del organismo, estas salen al exterior a través de la vulva y vagina.

Granados agregó que las perras tienen un ciclo astral de seis meses, por lo que de alguna manera estarán listas para su gestación.

Cuando la canino entra en celo su útero cambia la temperatura y humedad, por lo que el cérvix se abre para permitir el paso de los espermatozoides, favoreciendo que las bacterias que se encuentran en la vagina logren pasar al órgano e inicien la reproducción.
Al cabo de dos o tres semanas la perra comenzará a tener signos de la enfermedad.

¿Cómo se produce?
Los expertos en la salud animal afirman que no existe ninguna causa exacta que desencadene este mal, aunque se relacione de una forma directa con una infección bacteriana secundaria producto de una alteración metabólica por parte de la progésterona al nivel de útero.

Granados comentó que esta es una de las variadas consecuencias que generan los anticonceptivos en las perras y gatas, motivo por el que la veterinario dijo que, a su juicio, no los recomienda si no existe un respaldo sanguíneo, así como un monitoreo en los días sucesivos con su médico.

Comentó que uno de los mayores factores que ayuda a la producción de la enfermedad es el uso constante de progestágenos y estrógenos.

Resaltó que esto se debe a que las bacterias funcionan como un factor secundario durante el período en el que las progésteronas poseen altas cantidades en la sangre.

La veterinario destacó que esto permite que se disminuya poco a poco los mecanismos de defensa en el útero.

Síntomas
Granados añadió que en algunos casos el diagnóstico de piometra se puede realizar a través de un buen examen clínico y la recolección de antecedentes.

La especialista agregó que los signos que presentan las mascotas son baja en el estado de ánimo, su comportamiento va cambiando, así como fiebre, inapetencia.

También se puede presentar un exudado purulento, conocido como un proceso inflamatorio, que se nota entre dos o tres semanas después del celo, aunque si es una piometra más abierta desarrollará secrección vaginal, sanguinolenta o purulenta.

La perra o gata también podría aumentar sus ganas de orinar, tomar agua, presentar diarrea y la distensión abdominal, que al no tomar medidas necesarias pueden producirse shock, insufiencia renal, toxemia, septicemia, peritonitis e incluso la muerte.
La especialista comentó que los veterinarios para comprobar si existe la piometra deben realizar un examen clínico, radiografías, frotis vaginal o ecografía.

Entre los otros procedimientos destacan la elaboración de varios exámenes sanguíneos, estas permiten establecer la gravedad, debido a las complicaciones que podría presentar el caso.

Tratamiento
“La piometra se puede considerar como una urgencia, por lo que los dueños de estas caninos deben tomar en cuenta la gravedad del caso y tratar de salir de ella lo más pronto posible, para evitar la muerte de su perra”, dijo.

Agregó que una vez confirmada la indisposición la mascota tiene que ser sometida a una operación para poder extirpar sus ovarios y el útero.

Tras realizar este procedimiento se garantiza que el estado de salud del animal sea normal, siempre y cuando esta infección no se haya expandido a gran nivel, de ser así el pronóstico de la canino o felino se puede complicar.

Aunque además de esta operación se debe empezar un tratamiento con antibióticos, para poder combatir la infección de una forma muy satisfactoria.

Otras enfermedades

– Tiroides: La actividad frenética y la pérdida de peso incluso cuando se consumen alimentos en gran cantidad pueden ser un síntoma de hipertiroidismo en los gatos. Al igual que en los humanos, esta condición se presenta cuando la glándula tiroides en el cuello suele producir un exceso de hormonas. Una forma de tratar este desorden es con una inyección de yodo radiactivo.

 

 

Foto de E. Marval
Elizaira Marval

elizaira.marval@elnorte.com.ve
Esta periodista anzoatiguense de 23 años es licenciada en Comunicación Social egresada de la Universidad Santa María, núcleo Oriente. Tiene dos años ejerciendo la profesión.

Publicidad!