Publicidad!

Vendedores no pierden la esperanza de que aumente la presencia de bañistas en playas de Lechería

Una de las opciones que se ha vuelto típica en los temporadistas es visitar la playas, sin embargo, la poca afluencia de bañistas en Lechería demuestra que “la masa no está pa’bollos”.
Según comentó la vendedora, Marlene Meza, disfrutar del sol, la playa y la arena ya no es prioridad en asuetos, “aquí lo que hay son personas que viven aquí mismo, no hay turistas. Ya lo tradicional se va perdiendo”
La comerciante señaló que aunque mantiene la esperanza de tener la visita de muchos turistas en los días santos, está clara que no será como en años anteriores.
“La gente prefiere ahorrar el dinero y no es que no quiere salir sino que lo que gastan en un día de playa lo pueden economizar e invertirlo en otra cosa, aunque yo creo que los días fuertes serán el jueves y viernes santos”, dijo.
La vendedora de empanadas, Marilín Peña, comentó que ir a la playa es un lujo que en esta época que no todos se pueden dar, pues el presupuesto bien sea para llevar comida hecha o comprarla por fuera es elevado.

“Una empanada no baja de Bs 150, fuera del refresco o jugo, yo soy quien la vende pero también sé que la situación económica ha afectado. El que sale ahorita es porque tiene plata”, expresó.

Oferta y poca demanda

Aunque en asuetos crece la demanda de productos ante la llegada de bañistas a las playas del oriente, los comerciantes aseguraron que no así crece la demanda de los productos. Rafael López contó que la gente que visita a la playa lo hace preparada, “he visto muchos que llegan con pan, jamón, queso y jugo y así pasan su día”. El hombre expresó que a pesar de ser días fuertes, las ganancias no superan el 50%.

Zorymar Medina
[email protected]

Redacción El Norte
Publicidad!