Aldo Giordano, nuncio apostólico de Venezuela, recibió este jueves en la sede de la Nunciatura Apostólica a directivos de Alimentos Polar, quienes presentaron los detalles del acuerdo entre la empresa, productores y trabajadores para reanudar la producción de harina.

Pidieron que el tema sea considerado en la mesa económica que se ha propuesto en la mesa de diálogo entre el gobierno y la oposición, con el acompañamiento del Vaticano y la Unasur.

Durante su presentación en la Nunciatura, el director de Alimentos Polar, Manuel Felipe Larrazábal y el director de Asuntos Públicos, José Antonio Silva describieron las ventajas del acuerdo propuesto al gobierno.

“Hoy acudimos al representante del Vaticano en nuestro país, porque consideramos que estamos en una situación crítica que requiere de una solución en conjunto que sea parte del espíritu de diálogo del que habla el gobierno nacional”, sostuvo Larrazábal.

El vocero recordó que hasta ahora la única respuesta que ha recibido la empresa por parte del gobierno nacional es que el acuerdo es inviable, pero no han propuesto nada distinto para salir de la crisis.

Redacción