A Bs. 5 mil 100 llegó este sábado el kilogramo de pollo en el mercado de Puerto La Cruz, un precio exagerado para los que devengan salario mínimo, puesto que en la adquisición de un pollo, se les va más de una semana de trabajo.

“Un pollo no pesa un kilo, llegan a pesar hasta 2,7 kg y terminas gastando casi 14 mil bolívares. Se debe hacer algo para imponer el control en los precios de la comida”, expresó el ama de casa Marlene García.

Para la misma fecha de 2016, el kilo de pollo apenas alcanzaba Bs. 2 mil por kilogramo,
García, al igual que otros usuarios del recinto porteño, destacó que para disminuir el costo de alimentación, comenzarán a dejar por fuera de su dieta semanal el consumo del pollo.

Pues, según Oriana Hernández, esa ha sido la medida que ha obligado a charcuteros a vender el kilo de queso mucho más bajo que hace dos semanas.

El derivado lácteo, que hace quince días había alcanzado el precio por kilo de Bs. 9 mil 500, ya se oferta hasta en Bs. 7 mil.

Pero el descenso en el costo, es algo que no ocurre con el cartón de huevo, que por el contrario, sigue incrementándose al menos Bs. 1.000 por semana.

Hasta el domingo pasado, un cartón del rubro, costaba Bs. 9.000 ya se cotiza en Bs. 10 mil 500, mientras que el medio cartón, que por regla simple debería costar Bs. 5 mil 250, cuesta Bs. 5 mil 500.

Con estos ajustes, los vendedores estiman que los usuarios dejen de consumir proteínas, pero eso, aseveran, no les impedirá seguir vendiendo la mercancía a esos precios, pues, ese es el costo que le asignan los proveedores.

 

Yosemarys González
[email protected]