Publicidad!

Lo que en tiempo atrás era el alimento más económico, ahora es una especie de lujo. Los amantes del pabellón se las ven negras a la hora de matar antojos, no solo por la escasez de carne o arroz, sino por los altos precios de las caraotas, que los usuarios denuncian.

Ana Blanco, vendedora de estos lubros en el mercado municipal de Puerto La Cruz, comenta que las personas ahora compran la mitad de lo que adquirían hace dos meses y esto se debe al aumento del producto en las últimas semanas.

Un kilo de caraota negra está por el orden de los 300 bolívares, al igual que los frijoles, no así las caraotas rojas, las cuales cuestan 700 bolívares el kilogramo.

“La caraota tenía un año que no aumentaba, pero en las últimas semanas se disparó. A nosotros, al mayor, nos está saliendo en 240 o 260 bolívares el kilogramo, y lo vendemos en Bs. 300 con el margen de ganancia legal, pero hasta hace poco la conseguíamos a 120 bolívares y la vendíamos a 150 bolívares el kilo. Esto refleja un aumento de 50%, y eso le está afectando el bolsillo a nuestros clientes y a nosotros mismos”, manifestó la comerciante.

Complicado

Eleazar Díaz, habitante de Barrio Sucre de Barcelona, manifestó, que a él como joven que vive solo la situación económica se le ha complicado más de lo debido, porque el sueldo no le alcanza para cubrir las necesidades básicas.

“Antes los granos era lo más económico, no me queda de otra que hacer una cola en Bicentenario porque allí se consigue a 50 bolívares el kilo, es la única opción, porque si no, no me resulta”, destacó.

Nazareth Montilla
[email protected]

Redacción El Norte
Publicidad!