El estelar catcher de Reales de Kansas City admitió que el cansancio le afectó esta temporada


Para el receptor de Reales de Kansas City, Salvador Pérez, la obtención de su cuarto Guante de Oro a la excelencia defensiva fue fruto del trabajo.

El careta carabobeño, que estuvo presente en el pasado Derby de Jonrones que se celebró en el estadio Alfonso “Chico” Carrasquel de Puerto La Cruz, destacó la preparación que encaró antes de la temporada de Grandes Ligas.

“Después de una temporada tan larga, ganarse el Guante de Oro quiere decir que como prepare para esa campaña, tuve resultados”, dijo Pérez, quien obtuvo el Bate de Plata en la pasada zafra.

“Eso es lo importante, la preparación, el Spring Training antes de cada temporada”.

Cansancio a cuestas

Para Pérez, las lesiones y el cansancio le pasaron factura al equipo monárquico en la campaña 2016, luego de ganar la Serie Mundial en el curso anterior.

“Después de dos temporadas tan largas, 2014 y 2015, estuve un poco cansado”, explicó el catcher de 26 años.

“Tuvimos muchas lesiones este año y de verdad pega. Fueron más de 160 juegos en 2014, 168 en 2015 y 145 este año”.

Pero para el criollo, le temporada 2017 le genera grandes expectativas, ante la posibilidad de trabajar más temprano por el Clásico Mundial.

Ilusión vinotinto

Salvador Pérez confesó que estaba entrenando en Maracay, desde donde partirá hacia Arizona a incorporarse a la selección que disputará el Clásico Mundial de Béisbol. “Lo importante será estar en la misma sintonía. Tenemos muy buenos pitchers”.

Güipe/Ceccato/Aguilar
[email protected]