La Opep contará con el pleno apoyo de Rusia en su intento de promover un acuerdo mundial para congelar la extracción de crudo y subir los precios, ha anunciado hoy el presidente venezolano, Nicolás Maduro, durante el XXIII Congreso Mundial de Energía en Estambul.

Moscú ofrecerá “todo el compromiso para un nuevo consenso del campo de los países productores de petróleo, países OPEP y países No Opep, para estabilizar el mercado, las inversiones y lograr precios realistas, razonables, justos”, dijo Maduro ante la prensa.

El líder venezolano hizo estas declaraciones momentos después de concluir una reunión bilateral con el presidente ruso, Vladímir Putin, que describió como “muy positiva”.

Asimismo aseguró que “se ha trabajado de manera meticulosa”, por lo que aprovechó la oportunidad para anunciar que este próximo miércoles habrá una reunión importante en el marco del Congreso Mundial de Energía.

De igual forma, destacó que los planes que se tienen es “estabilizar el desarrollo del mercado y lograr precios realistas y justos”, por lo que aseguró que “es un camino que estamos proponiendo para que dure por lo menos una década”.

“En el Congreso Mundial de Energía hemos visto buenas intervenciones, la intervención del presidente Putin, y lo hemos ratificado en la reunión bilateral. Tenemos que seguir insistiendo en esta estrategia de una nueva alianza energética del mundo”, expresó Maduro.

“Esta es probablemente la única solución”

El presidente ruso, Vladímir Putin, manifestó este lunes la intención de Rusia de unirse a las medidas destinadas a limitar la producción de petróleo, acción que en días pasados fue alcanzada por los países que integran la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep).

“Opinamos que la congelación, o incluso la reducción de la extracción del petróleo, es probablemente la única solución correcta para mantener la estabilidad energética mundial. Hay que equilibrar los mercados”, señaló Putin, durante su discurso pronunciado en la 23ª edición del Congreso Mundial de Energía, que se celebra en Turquía.

El mandatario ruso indicó además, que su país va continuar cooperando en el área energética con todas las partes interesadas, respetando la equidad y el beneficio de los pueblos fundamentalmente.

Vladimir Putin expresó que el objetivo común de las naciones debe ser proporcionar el acceso a todas las personas a los recursos energéticos y refirió que en la actualidad 2 mil millones de personas en el mundo no tienen acceso a la energía y en este sentido, los países deben actuar eficientemente; “es necesario quitar los limitadores energéticos al crecimiento global de la economía y el desarrollo” puntualizó.

El mundo actual demanda que sea posible que bienes elementales de la civilización; como la electricidad y la calefacción, puedan estar disponibles para los residentes de los países más pobres, expresó el líder ruso.

En el caso de los mercados de hidrocarburos, Putin señaló que dados los cambios bruscos en los precios petroleros a escala mundial, que indudablemente representan dificultades, se ha iniciado una búsqueda alternativa a los recursos energéticos, y es por ello que la creación de una energía verde es importante para nuestro desarrollo, no obstante “no hay motivo para afirmar que la época de los hidrocarburos está llegando a su fin”.

Respecto al tema de las sanciones unilaterales que suponen limitaciones sin base al acceso de recursos para inversiones y tecnologías avanzadas, Vladimir Putin, calificó como inaceptable que se pretenda contener la industria energética para satisfacer ambiciones políticas de ciertos países.

El mandatario venezolano calificó de “todo un éxito” su participación en el Congreso, al que Venezuela acude por primera vez, recordó.

Redacción