Publicidad!

El grupo estadounidense de productos de higiene y de salud Procter and Gamble sufrió una baja de 40% de su beneficio neto en el año fiscal 2015 debido a costes extraordinarios en sus operaciones en Venezuela en el cuarto trimestre.

Cortesía
Cortesía

El beneficio neto quedó en 7.036 millones de dólares para el año y 521 millones de dólares para el cuarto trimestre, a la baja de 80%, anunció la empresa el jueves.

Los costes vinculados a operaciones en Venezuela ascienden a 2.100 millones de dólares. El beneficio por acción ajustado para el año es de 4,02 dólares, superior a las previsiones de los analistas que calculaban que sería de 3,96 dólares y para el trimestre es de 1,00 dólar, cuando se esperaba que fuera de 0,95 dólar.

El volumen de negocios cayó 5% a 76.279 millones de dólares en el año fiscal, ligeramente inferior a las espectativas de los analistas, que esperaran que alcanzara 76.440 millones. La caída en el último trimestre fue de 9% y alcanzó 17.790 millones, frente a los 17.980 esperados.

El alza del dólar tuvo un impacto negativo de 6% en el año.

Tras el anuncio de los resultados, las acciones del grupo caían 2,01% a 79 dólares en torno a las 12H40 GMT.

P&G dijo que “sigue comprometido con servir a los clientes venezolanos” y que los cambios en sus cuentas no van a tener un impacto directo en las operaciones locales en Venezuela.

No obstante, la empresa sacó a Venezuela de su balance. El cambio de contabilidad “refleja la incapacidad de la empresa de convertir moneda o pagar dividendos” en el país dados los cambios seguidos de las políticas venezolanas.

P&G proporcionó sus previsiones para su próximo ejercicio fiscal en 2016, que tienen en cuenta la cesión de de sus actividades en productos de belleza de la perfumera Coty por 12.500 millones de dólares, anunció en julio.

El grupo había anunciado el martes la salida de director ejecutivo general Allan George Lafley y su remplazo por David Taylor, anteriormente a la cabeza de su marca de productos de belleza y cuidado.

Lafley, de 68 años, seguirá como presidente del consejo de administración. Dirigió el grupo durante la mayor parte de los años 2000 y regresó de su retiro en 2013 para reemplazar a su propio sucesor, Robert McDonald. Muchos observadores consideraron en ese momento que estaba allí sobre todo para asegurar la transición antes del nombramiento de un presidente más joven. Taylor tiene 56 años.

AFP

Publicidad!