Joe Maddon mencionó una idea en el dugout del Sloan Park el sábado mientras veía a algunos de sus peloteros de los Cachorros enfrentar a la selección de Japón, que disputará hoy ante Estados Unidos la semifinal del Clásico Mundial de Béisbol.

Lo que se le ocurrió era tan básico que invitó a un visitante a dar su opinión al respecto.
Maddon expuso la idea de que cada cuatro años, cuando se dispute el Clásico, el campeón defensor de la Serie Mundial juegue ante el campeón del Clásico en una serie al mejor de tres, inmediatamente después de terminado el torneo internacional.

“Desde un punto de vista competitivo, con los muchachos en forma, pienso que sería muy interesante”, dijo Maddon. “A esas alturas lo que quieres es que tus peloteros entren en aquel ritmo competitivo, que se despierte ese fuego”.

Mientras que Major League Baseball continúa sus esfuerzos para que el Clásico crezca tanto en Estados Unidos como en el resto del mundo, la idea de Maddon -que le daría más valor a la palabra “mundial” en “Serie Mundial”, de paso-tiene mucho sentido.
Claro que también tiene algunas complicaciones.

Por ejemplo, ¿qué pasaría si el ganador del Clásico tiene un pelotero (o peloteros) del club que ganó la Serie Mundial? ¿Quién se queda con los derechos?

 

Redacción