Publicidad!

Cuando finalizan las fiestas decembrinas se deben guardar muy bien los adornos que deseamos utilizar nuevamente el próximo año


Ya terminó la temporada de fiestas decembrinas y se debe ir pensando en cuál es la mejor manera de guardar las decoraciones hasta la próxima celebración navideña.

Todos los años las personas acostumbran a cambiar la decoración o comprar nuevos elementos para la temporada de Navidad, como por ejemplo luces, guirnaldas, imágenes y figuras. El problema real surge cuando termina la Navidad y hay que guardar todos los adornos.

Como muchos saben, luego de un par de años si no se guardan correctamente y con mucho cuidado los adornos se deterioran o se rompen, aunque nadie los haya tocado.

Para evitar que estas cosas sucedan se pueden utilizar cajas de plástico o de madera para guardar las decoraciones, pues son más resistentes que el cartón y puedes apilarlas o ponerlas debajo de las camas, sin tener que preocuparse por la humedad o que se deformen con el peso.

Consejos:

Si tienes un árbol de Navidad artificial, la mejor forma de almacenarlo es colocándolo en bolsas plásticas, para que no se llene de polvo y guardarlo en un sitio donde no moleste, como un closet.

Si decoraste tu hogar con guirnaldas navideñas, comienza retirándola suavemente para no despegar pedazos de pared y colócalas alrededor de tu brazo para evitar que se enrede.

Luego amárrala con un alambre o pabilo ajustándola de forma que quede cuidadosamente enrollada y se puede introducir en una bolsa plástica.

La forma más sencilla de guardar los adornos del árbol navideño es utilizar cajas con compartimentos, si no los tiene se los puedes hacer cortando cartones y metiéndolos en la caja, es recomendable envolver cada adorno en papel de seda o fieltro y acomodarlo dentro de su propio compartimento; si un adorno es mucho más pequeño que el lugar donde los vas a almacenar complete el espacio con bolitas de papel para que no sea aplastado o se rompa.

Las bolas del árbol se pueden guardar en cajas transparentes, pero si son muy delicadas puede utilizar un cartón de huevos, y en cada compartimiento colocar una bola de árbol, esto para aquellas que son pequeñas y pueden romperse o perderse con facilidad.

Cuando termine de poner todos los adornos en la caja puede hacer una lista en la parte exterior de la misma para saber cuáles tiene en ese lugar para el próximo año.

Luces

Una de las pesadillas más grandes es desenredar las luces para colocarlas en el árbol, pues cada año olvidamos almacenarlas en su misma caja.

Existen varias maneras de guardar las luces del arbolito, de manera que no se enreden para el año siguiente. Asegúrese de envolverlas alrededor de su brazo para que permanezcan desenredadas y almacénelas en un recipiente de plástico, con alambre para mantener la forma circular que les permitirá llegar limpias y organizadas al próximo año.

Si no tienes la caja original, que siempre es la mejor forma de guardarlas, puedes enrollarlas en rectángulos o tubos de cartón, como en el del papel de cocina, trate de que no queden muy apretadas y que no se toquen mucho las bombillas.

Orden y practicidad

Los muñecos del nacimiento así como cualquier otro de vidrio o cerámica, normalmente se guardan en papel periódico para que no se partan pero esto hace que la cara de los mismos y el resto del cuerpo se manchen, por eso recomendamos envolverlos en fieltro o papel de seda.

Rebeca Abreu
rebeca.abreu@elnorte.com.ve

Publicidad!