El jefe del gobierno español en funciones, Mariano Rajoy, afirmó este jueves que desea dialogar con “celeridad” y “absoluta franqueza” con los socialistas, quienes se debaten sobre si permitir al líder conservador formar un nuevo ejecutivo para evitar nuevas elecciones.

En sus primeras declaraciones desde la revuelta en el Partido Socialista que culminó con la salida de su líder Pedro Sánchez, Rajoy afirmó que “en cuanto pueda” hablará con Javier Fernández, al frente de la comisión gestora que dirige interinamente al Psoe.

“Lo único que le voy a decir es que se necesita un gobierno en España rápidamente y que ir a elecciones otra vez es un gran disparate”, señaló Rajoy a periodistas. “Quiero un diálogo a la mayor celeridad posible y tenerlo con absoluta franqueza”, afirmó.

El líder conservador, en el poder desde 2011, garantizó que no impondrá “ninguna condición” a los socialistas para evitar las terceras elecciones en un año cuyo resultado favorecería a la derecha y sería desastroso para el Psoe en plena crisis.

Lugartenientes de Rajoy han sugerido en los últimos días que la derecha podría pedir al Psoe que se comprometa a garantizar cierta estabilidad a un futuro gobierno en minoría del Partido Popular (PP, derecha).

Eso podría suponer garantizar la aprobación de al menos dos presupuestos generales del Estado, hasta 2018.Es una carrera a contrarreloj, ya que si para el 31 de octubre no hay un nuevo gobierno, automáticamente se disuelve el Parlamento y se convocan elecciones para diciembre.

 AFP
redaccion@elnorte.com.ve