Publicidad!

Hoy los navales regresarán a las prácticas, para comenzar a preparar la serie del sábado y domingo frente a Guaiqueríes de Margarita

Ramón Díaz Sánchez (Andalucía, 1982) trabajó con su compatriota Sergio Valdeolmillos ininterrumpidamente desde 2013. Y lo seguirá haciendo en la selección nacional de México. Pero con la renuncia a Marinos de Anzoátegui del segundo, hace unos días, ambos ya no formarán parte del mismo cuerpo técnico del Acorazado.

Sánchez, especialista en “scouting”, será ahora el entrenador de los navales. Al menos hasta que la directiva de los anzoatiguenses contrate unm nuevo entrenador.

Por lo pronto, Díaz, a quien ya le tocó dirigir a la selección azteca por expulsiones que ha sufrido Valdeolmillos, asumirá las riendas del actual campeón de la Liga Profesional de Baloncesto, en la serie ante Guaiqueríes de Margarita, el sábado y domingo en el gimnasio Luis Ramos del Complejo Deportivo Simón Bolívar.

“Estoy tranquilo e ilusionado por tomar las riendas de este gran club”, dijo Díaz al programa de radio La Ola Marina, respecto del desafío que se le avecina.

Prioridad: el olvido

El Acorazado marcha en la cúspide de la Conferencia Oriental, con registro de ocho victorias contra dos derrotas.

Lo primero que hizo el entrenador interino de los náuticos fue darle el día libre a los jugadores, tras el extenso viaje desde Argentina, luego de cumplir sus compromisos en la Liga de las Américas.

“Ahora mismo creo que lo más importante será recuperar a los jugadores físicamente, porque el itinerario del viaje ha sido muy largo”, resaltó Díaz. “Creo que lo importante ahora es el feelings, estar juntos, unidos y trabajar, preparar cada partido. Tenemos que olvidarnos lo más rápido posible de lo que nos pasó en Argentina”.

La eliminación de la Liga de las Américas y la renuncia de Valdeolmillos han hecho de “esta, una semana muy difícil para nosotros”.

Marinos deberá medirse a su rival insular en el “Clásico Oriental”, con la baja confirmada de Juan Herrera, quien tuvo una rotura fibrilar en uno de sus abductores, en tanto que el alero Oscar Torres, también con una dolencia muscular, es duda para el sábado.

“Le practicaron estudios a Oscar y la lesión parece menos grave de lo que inicialmente pensábamos. Mañana (hoy) tendremos doble sesión de práctica y dependiendo de lo que vea ahí tomaremos la decisión”.

Luego de su negativa comparecencia internacional, los navegantes comenzarán a mentalizarse la liga local.

Balance: visión positiva

Aunque aceptó que fue negativo no haber clasificado a la siguiente fase de la Liga de las Américas, Díaz prefiere quedarse con lo positivo del saldo.

“Hicimos un gran juego a Bauru (Brasil), que es el campeón de Brasil. Ellos creo que tuvieron más madera que nosotros en los momentos finales por la experiencia de haber jugado tantas finales internacionales”, expuso el ahora técnico del Acorazado.

“Contra Quimsa (Argentina) hicimos un partido muy serio y jugamos de tú a tú en la primera mitad. Luego nos costó mantener el ritmo. El desgaste que hicimos contra Bauru el día anterior nos pegó”.

Díaz destacó que probablemente la afición naval no sabía mucho de Quimsa. “El año pasado arrasaron en Argentina, quedaron campeones, y además eran locales”.

Experiencia como técnico

Ramón Díaz Sánchez tuvo que asumir la dirección técnica de México en septiembre de 2015 contra Brasil, cuando al final Sergio Valdeolmillos fue expulsado por reclamar a los oficiales de Fiba. Díaz, tuvo que asumir las riendas de México en el encuentro siguiente contra Panamá, igual que como había hecho en 2013, con la selección azteca ya clasificada al Mundial,  Díaz dirigió la victoria 91-89 contra Puerto Rico. Contra Panamá, ganó 82-68.

León Aguilar
[email protected]

Publicidad!