Publicidad!

Hasta ahora los cuerpos policiales han encontrado tres personas fallecidas por intentar refrescarse en los días más caluroso del año, entre ellos un joven de 16 años.

Las víctimas han sido Jack Pullen, 16, quien murió ahogado en el río Etherow en Hyde, Manchester, donde había estado nadando con los amigos; un hombre de 46 años de edad que aún no ha sido identificado, murió ahogado en Staffordshire después de saltar en el río Trent Stapenhill, Burton-upon-Trent; y la última de las víctimas fue un hombre de 19 años de edad, quien también está aún por identificar, murió después de entrar en dificultades en Lammas Lake, cerca de Wraysbury, Berkshire.

El país se encuentra sumido en medio de una ola de calor, con altas temperaturas de alrededor de 30C en algunos lugares; lo que ha originado que muchos decidan ir a los balnearios y playas, en un intento para refrescarse.

Debido a esto las fuerzas policiales y los guardacostas de todo el país han emitido una advertencia para que las personas no vayan a refrescarse en los lagos, ríos o canales durante la ola de calor actual.

El inspector jefe Steve Maskrey, de Oriente Staffordshire Equipo de Policía local, dijo: “Por desgracia, este incidente demuestra lo peligroso que puede ser el agua abierta” y agregó “aunque pueda parecer divertido en ese momento, el público debe tener en cuenta que nadar en aguas abiertas trae muchos peligros, incluyendo el riesgo de ahogamiento, hipotermia y otras enfermedades, por nombrar solo unos pocos“.

Redacción El Norte
Publicidad!