Publicidad!
Cortesía
Cortesía

El oficial de policía blanco que en agosto pasado mató a un desarmado adolescente negro en la ciudad de Ferguson, en el estado de Misuri, y cuya no inculpación por un gran jurado disparó protestas en todo Estados Unidos, renunció este sábado, según reportaron medios de prensa.

El agente, Darren Wilson, dijo que había decidido dejar el cargo por razones de seguridad, según señala en una carta que envió al Departamento de policía y publicó el diario local St. Louis Post-Dispatch.

“Era mi esperanza continuar en el trabajo policial, pero la seguridad de los agentes de policía y la comunidad es de primordial importancia para mí”, señala en su mensaje este policía de 28 años de edad.

El abogado de Wilson había indicado previamente que su defendido dimitiría de la policía.

Wilson disparó y mató al adolescente negro Michael Brown en agosto pasado en Ferguson, un suburbio de St Louis (Misuri, centro), afirmando que actuó en defensa propia. Así lo estimó también el jurado popular que examinó su caso la semana pasada.

La no inculpación de Wilson generó disturbios, a veces violentos, en numerosas ciudades de Estados Unidos.

“Me han dicho que si continúo en mi trabajo los residentes y funcionarios de policía de la ciudad de Ferguson pueden estar en riesgo, una circunstancia que no puedo permitir”, señala Wilson en su declaración.

AFP

Publicidad!