Medicamentos son revendidos hasta en 50 milbolívares


La promesa de obtener una elevada suma por la venta al detal de diversos productos para el tratamiento de la malaria, ha generado un aumento considerable en el tráfico de este tipo de medicinas, las cuales son bachaqueadas sin control alguno en zonas donde prevalece dicha patología.

La denuncia fue hecha este viernes por funcionarios del distrito sanitario IV-A en el municipio Anaco, quienes advirtieron que personas presentando síntomas parecidos al paludismo se las ingenian con relativa frecuencia, a fin de obtener y posteriormente revender los fármacos distribuidos de manera gratuita a través de la red ambulatoria primaria.

“Drogas como la cloroquina, el artesunato o la primaquina, se venden hasta en 50 mil bolívares por pastilla en las regiones mineras del estado Bolívar, lugares donde es común observar esta práctica ilegal, fomentada por la crisis económica que se vive hoy en día”, señaló Ysolina Sifontes, una trabajadora adscrita al Departamento de Desarrollo Social de Saludanz en la localidad gasífera.

Sifontes destacó que algunos ciudadanos han conformado una red para el contrabando de estos medicamentos, razón por la que los epidemiólogos locales establecieron una serie de condiciones al momento de entregar las dosis prescritas a cada paciente.

“Todo supuesto portador de ese virus debe efectuarse sus respectivas pruebas clínicas en laboratorios debidamente certificados, pues de resultar positivo con malaria el tratamiento será aplicado diariamente en los centros asistenciales de la jurisdicción anaquense”.

Recalcó que adicionalmente, la coordinación sanitaria realiza un seguimiento exhaustivo sobre ese comercio ilegal, en aras de prevenir el uso indebido de tales insumos.

Sin reportes

Alexander Noguera y Marlene Ramírez, empleados del organismo dependiente de Saludanz, detallaron a su vez que los casos de síndrome palúdico se han mantenido estables a lo largo de los últimos meses en Anaco, gracias a las acciones preventivas realizadas en las comunidades vulnerables a esta enfermedad.

Medidas

Marlene Ramírez comentó que toda persona infectada con malaria es sometida a una serie de revisiones médicas frecuentes, las cuales permiten conocer su evolución día a día. “Una vez cumplida la primera etapa del tratamiento, los infectados se someten de nuevo a la prueba sanguínea”.

Carlos Pirela
[email protected]