Publicidad!

Choferes, presidentes de líneas y usuarios denunciaron que las paradas donde ocurre el mayor número de robo son Molorca, Puente Amarillo y Escalera en Puerto La Cruz, además de La vía Alterna y en sectores populares como Tronconal III en Barcelona


Chofer dale despacio, esto es un atraco”, “sin gritar, van entregando todo lo que tienen porque eso no es de ustedes, es de nosotros”, “colaboren o los masacramos a tiros”, frases como estas son las que diariamente tienen que escuchar los anzoatiguenses que abordan una unidad de transporte público.

Archivo
Archivo

Bien sea para acudir al trabajo, a la universidad o simplemente de paseo, cientos de habitantes se encomiendan a Dios en una parada de autobuses, busetas o carros por puesto para no ser víctima de grupos delictivos que mantienen en zozobra a la zona norte de la entidad.

Mujeres con niños en los brazos, hombres con maletas y hasta personas mayores son actualmente los “conejillos de india” que utilizan los hampones para abordar en la misma medida a taxistas de líneas o informales, los cuales tampoco se salvan del descontrol hamponil creciente en el estado.

Inseguridad por diez

Varios son los sustos que de manera frecuente son protagonizados por habitantes de la zona norte de Anzoátegui, cuando les arrebatan carteras, monederos, celulares y prendas de valor, sobre todo en paradas “del terror” como son denominadas por usuarios, los puntos específicos donde los delincuentes simplemente “hacen de las suyas”.

El presidente de la Dirección de Transporte del Municipio Juan Antonio Sotillo, Alexis Márquez, detalló que de acuerdo a las denuncias expuestas por choferes y usuarios de las distintas líneas que hacen vida en la zona norte de la entidad, diariamente se registran cerca de 10 robos en autobuses, busetas y carros por puesto.

José Igualguana
José Igualguana

“De las 6 mil 400 líneas registradas que operan en los cuatro municipios que conforman la zona norte de Anzoátegui, podemos decir que cerca de 70 robos se consuman semanalmente, eso sin contar los delitos de hurto que no son denunciados”, precisó Márquez.

El jefe de la Dirección de Transporte indicó además que del 100% de los taxistas que laboran en las distintas líneas oficiales, cerca del 30% son víctimas de robo “aunque sea una vez a la semana”.

“Uno de los acuerdos en los que se está trabajando es crear de 15 a 20 puntos de control donde se le resguarde la seguridad y la vida, tanto a los choferes como a los usuarios que abordan las unidades de transporte público”, afirmó.

Planes de seguridad

Según declaraciones por parte de autoridades de transporte y choferes que diariamente tienen que vivir “el suplicio” de ser atracados, los municipios con mayor índice delictivo son Simón Bolívar y Juan Antonio Sotillo.

A finales del año pasado, concejales del municipio Sotillo, sostuvieron una mesa técnica de seguridad, con las diferentes líneas de transporte de Puerto La Cruz, para tratar el tema de la inseguridad con el fin de solucionar de manera pronta esta diatriba.

En esa oportunidad, la presidenta de la Comisión de Seguridad de Sotillo, Dubraska Pérez, manifestó que los acuerdos allí expuestos serían entregados al gobernador Aristóbulo Istúriz.

“Hemos acordado de manera inmediata patrullajes las 24 horas del día, sobre todo en las paradas de los sectores populares que son más propensos a los robos”, precisó Pérez.

Sin embargo, a pesar del patrullaje desplegado por funcionarios de los diversos cuerpos de seguridad, incluyendo la Policía Nacional Bolivariana (PNB), los atracos se mantienen, dejando como resultado sustos, heridos y hasta fallecidos.

Por su parte, el presidente del Sindicato Único de Transporte del estado Anzoátegui, Lorenzo Rodríguez, recalcó la necesidad de unión entre todas las líneas y cooperativas de transporte, para una “solución efectiva”.

“Actualmente los conductores prestan servicio de 5 de la mañana a 6 de la tarde por la misma inseguridad. Cuando antes el servicio se prestaba hasta las 10 de la noche. Ya estamos cansados de que con pistola en mano nos roben las pertenencias que con tanto sacrificio la tenemos”, puntualizó Rodríguez al destacar que luego de cometer la fechoría, los maleantes se bajan de las unidades “muy tranquilos”.

El jefe del sindicato resaltó que en reuniones sostenidas, los trabajadores del volante afirman que les da “terror” recoger pasajeros en las paradas con alto índice de inseguridad, porque “hasta los niños bonitos roban”.

“Hasta los chamos que tú ves bien vestidos vienen y roban. Se montan dos o tres jóvenes con bolso y simplemente anuncian que se trata de un atraco”, resaltó.

Paradas del terror

“Ya no sé ni cómo irme a mi trabajo después de las seis de la tarde, porque no pasan autobuses ni busetas y los taxis no me quieren llevar”, con palabras de desesperación detalló la odisea que debe enfrentar la secretaria Juana Núñez mientras esperaba un transporte público para irse a su casa en Tronconal III en Barcelona.

“Hace dos meses iba en un autobús. Se montaron tres jóvenes en la parada del Seguro Social de Las Garzas y específicamente en la parada de Molorca nos robaron. Se bajaron y salieron corriendo. Ya ese es el pan nuestro de cada día en esta sociedad destruida”, indicó Núñez.

La encargada de la línea Asociación Transporte Independiente Tronconal (Transitron), Darlenys Montilla, detalló que las paradas donde se ven más índice de delincuencia son Molorca, Puente Amarillo y Escalera en la Avenida Jorge Rodríguez, en Puerto La Cruz, mientras que en Barcelona en el Guásimo, Calle 4, Electroauto y Don Julio en Tronconal III.

Aroldo Arreaza
Aroldo Arreaza

“Los delincuentes no agarran las paradas full de gente como Vistamar o Crucero para robar. Ellos se pueden montar allí, pero esperan a que el bus vaya por una parte oscura o sola para robar y salir corriendo”, indicó Montilla.

Por su parte, el presidente de la Dirección de Transporte del eje portocruzano, Alexis Márquez, coincidió con Montilla, y resaltó que actualmente la parada más peligrosa es Molorca.

“Los delincuentes usan paradas solas y donde puedan correr hacia las barriadas populares. Es igual que en Puente Amarillo y la Escalera, allí es donde más atracos se cometen”, precisó Márquez.

Alterna fatal

La avenida Argimiro Gabaldón (antigua vía alterna), tampoco se escapa de la delincuencia.

Para el chofer Pedro Fajardo, quien trabaja para la Asociación de carros por puesto del hospital Razetti de Barcelona, resaltó que la vía con el mayor índice de atracos es esa, debido a que todas las paradas son “una cueva de lobo”.

“A mí me han robado tres veces. Te abordan varias personas y te dicen que le hagas una carrerita. A ti no te dan chance de decidirte porque ya están montados en el ve- hículo. Luego te muestran una pistola y te meten un golpe por la costilla, te quitan todo y se bajan del carro corriendo”, detalló el chofer.

Fajardo dijo que se deben “encomendar a todos los santos” para que no se les “espiche” un caucho siquiera porque son robados.

“Compadezco a la persona que se llegue a quedar accidentada en la vía Alterna. Porque automáticamente los malandros como que te huelen y van en grupos y te roban. Algunos hasta te matan o te dejan herido de gravedad”, dijo el trabajador del volante.

Mientras que el presidente de la Cooperativa Rey de Gloria, Jhonnatan González, resaltó que ya los taxistas están “acostumbrados” a ser robados en la Argimiro Gabaldón.

“Las paradas donde más roban son: Universidad de Oriente (UDO), entrada de Boyacá y adyacencias del hospital Luis Razetti. Nosotros hemos dejado de embarcar pasajeros en esos sitios”, puntualizó González.

Resaltó que han dejado de llevar usuarios para sectores populares como Tronconal III “por tantos robos allí registrados”.

“Nosotros hasta las seis de la tarde podemos llevar pasajeros a Tronconal, pero de allá adentro no montamos a nadie. La mayoría de los que se suben nos roban. Ya vivimos con miedo”, recalcó.

Medidas aprobadas

El pasado martes 20 de enero, los representantes de las diversas líneas de taxis que hacen vida en la zona norte de la entidad Anzoatiguense, sostuvieron una protesta para ser escuchados por las muertes de dos choferes.

En dicha reunión sostenida con el Secretario General de Gobierno, Evencio Gallardo, este afirmó que todas las propuestas hechas por los choferes serán discutidas en la mesa de seguridad que se realizará cada semana en el estado.

“Los encuentros serán pautados los primeros miércoles de cada mes en las instalaciones del Core 7 para darle respuestas a los choferes de taxis, así como de autobuses, busetas y carros por puesto”, indicó Gallardo.

Por su parte, el presidente de la Mancomunidad de Tránsito y Transporte Urbano (Mttu), Manuel Tocuyo, indicó que uno de los graves problemas que se vive es que los robos registrados no se denuncian.

“No tenemos estadísticas porque las personas no reportan los robos. Pero buscaremos soluciones para solventar la situación reinante”, dijo Tocuyo.

Mientras que una de las medidas implementadas por algunas asociaciones de taxistas de la zona norte de Anzoátegui, es pedirle al cliente el número de cédula al éste solicitar el servicio, meterlo en la página web del Consejo Nacional Electoral (CNE), y comprobar así que el nombre coincida con el aportado previamente por el cliente.

“Si no coincide simplemente no realizamos ese servicio”, finalizó el presidente de la Cooperativa Rey de Gloria, Jhonnatan González.

Repuestos cero

La falta de repuestos es otro punto importante y de desesperación por el que deben pasar diariamente los choferes. Hasta el mes de diciembre (según cifras otorgadas por el Director de Transporte del Municipio Sotillo, Alexis Márquez), el 40% de las unidades de transporte público se encontraba “parada por falta de repuesto”.

Modus operandi

Grupos operan de distintas maneras. Choferes y usuarios del transporte público denunciaron algunas de las tácticas.

• Se montan dos o tres personas (jóvenes, mujeres y hombres) con bolsos. Automáticamente cancelan el pasaje y se distribuyen (uno adelante, otro en el medio y otro atrás de la unidad). Esperan puntos clave de paradas inseguras. Dan la voz de atraco con armas de fuego en mano, proceden a robar a todos los usuarios y posteriormente a bajarse de la misma corriendo.
• Se montan en la unidad colectiva, someten a choferes y colectores. Les quitan el dinero y se bajan de la unidad sin dañar a los pasajeros.
• Roban a los pasajeros con pistolas, los amenazan, les quitan carteras, teléfonos, cadenas. Se bajan de la unidad sin hacerle daño al chofer.
• Se montan haciéndose pasar por “charleros” y proceden a robar a todo el colectivo
• Toman carritos por puesto que van solos. Someten al chofer con pistola golpeándolo. Le hurtan todas las pertenencias y se bajan en zona oscuras en veloz carrera.
• Utilizan a muchachas jóvenes, personas mayores o mujeres embarazadas como “conejillos de india” para tomar taxis. Estos le piden carreras a sectores populares y peligrosos. Al llegar al lugar de destino, tres o cuatro personas abordan la unidad y despojan de sus pertenencias al chofer.
• Personas con maletas salen de terminales (Conferry, Terminal de Puerto La Cruz), solicitan un servicio y luego en una zona oscura, someten al chofer y le quitan todo.
• Los centros comerciales también son puntos de robo a taxistas. Salen delincuentes del centro comercial, piden un taxi y luego los llevan a sectores donde secuaces le arrebatan el dinero.

Resguardo

Puntos de control donde pretenden implementar seguridad las 24 horas del día para resguardar la seguridad de choferes y usuarios en la zona norte de la entidad.

Barcelona

• Bomberos
• Zona Industrial
• Redoma de Los Pájaros
• Pele el Ojo
• Plaza Bolívar de Barcelona
• Fundación Mendoza

Guanta

• Portón 7

Puerto La Cruz

•Terminal terrestre
•La Horqueta
•El Rincón
•Pozuelo
•Tierra Adentro
•Oropeza Castillo
•Molorca
•Las Delicias

Patricia Aponte/ECS
[email protected]

Publicidad!