La falta de mantenimiento correctivo y preventivo ha generado que el servicio eléctrico en el estado Anzoátegui colapse y se registren decenas de fallas diarias en la zona norte.

A esto se le suma el nuevo blanco de los delincuentes que son el cableado, del cual sustraen el cobre para posteriormente venderlo en el mercado negro.

Ya van más de cinco sectores que se han quedado sin energía eléctrica por esta causa, así lo aseveró el representante del Sindicato del Fomento Eléctrico en la entidad, Helvin Villalobos.

“Durante este fin de semana se robaron los cables en la residencia Las Isletas y los usuarios pasaron hasta 36 horas sin luz. También se han registrado situaciones parecidas en Barbacoa, El Rincón, entre otros”, detalló.

Precisó que el problema real es que los trabajadores de la Corporación Eléctrica (Corpoelec), no cuentan con los insumos necesarios para solventar estas fallas.

“No tenemos cables, ni transformadores, conectores y demás insumos. Si se presentan este tipo de emergencias no hay cómo solventarlas. Sin contar que no tenemos suficientes unidades para atender las emergencias”, comentó.

Falla solventada

Petróleos de Venezuela, a través de la Gerencia General de Refinación Oriente, informó que en la noche de este domingo se produjo una falla eléctrica que afectó la Refinería Puerto La Cruz y se está corrigiendo para normalizar las operaciones.

A través de una nota de prensa la estatal explicó que este hecho no ocasionó daños materiales ni humanos y que trabaja para levantar los circuitos en el complejo refinador oriental. Igualmente, señala que los inventarios de crudos y productos se mantienen en niveles normales.

Kenlibeth Fernández
[email protected]