Publicidad!

Autoridades de salud aseguran que muertes maternas pueden ser tratadas con planificación familiar

Los ingresos registrados por desnutrición, tanto en el hospital Luis Razetti  como en el anexo pediátrico Rafael Tobías Guevara, en Barcelona, se ha vuelto un tema “alarmante”, así lo dio a conocer el director del Colegio de Médicos, Humberto Omaña, quien además aseguró que la cifra ha ido aumentando.

Explicó que de 59 decesos por el hambre, por lo menos 44 son muertes maternas a raíz de este estado patológico, contabilizadas solo para septiembre del año en curso.

Omaña indicó que esto se debe al difícil acceso de los alimentos que, por la escasez e inflación, viene generando la pérdida de peso en las personas y, como consecuencia, otra serie de complicaciones.

Para la autoridad única del Instituto Anzoatiguense de la Salud (Saludanz), Eduardo Martínez, todo esto es un panorama a evaluar, ya que el plan de alimentación que incluyen los comités locales de abastecimiento y producción (Clap) no parece ser suficiente.

“Al hospital Razetti no deberían llegar estos casos, esto no puede estar pasando porque nosotros nos aseguramos de que el recinto cuente con suficiente comida para todos los pacientes”, comentó.

La autoridad de Saludanz aseguró que esto se puede disminuir con la planificación familiar, tratando la prevención y, además, siguiendo de cerca los problemas de las embarazadas.

“Aunque se evidencie lo contrario”

A pesar de las reiteradas denuncias en las que, tanto pacientes como familiares, aseguran no tener acceso a la comida, la autoridad única de salud en el estado, Eduardo Martínez, reiteró que al menos 28 millones de bolívares son destinados mensualmente a la dotación de alimentos en los centros hospitalarios.

Yusmelys Tapia
Publicidad!