Publicidad!

Medidas del congreso norteamericano ¿Intervencionismo o defensa de los derechos humanos?


Solo hace falta la firma del presidente de los Estados Unidos, Barack Omaba, para que las sanciones aprobadas por el congreso norteamericano a funcionarios venezolanos, comiencen a entrar en vigencia.

Cortesía
Cortesía

Es de destacar, que el Congreso de Estados Unidos aprobó este miércoles una ley para sancionar a altos funcionarios venezolanos señalados de cometer violaciones de derechos humanos contra opositores durante las protestas ocurridas a inicios de 2014.

El presidente Barack Obama debe ahora promulgarla y todo parece indicar que sí lo hará. “El Presidente planea firmar la ley que aprobó el Congreso” así lo indicó Josh Earnest, portavoz de la Casa Blanca.

Por otro lado, durante la semana, el presidente de la república Nicolás Maduro y altos funcionarios del gobierno venezolano se han encargado de desacreditar las medidas norteamericanas. Recientemente, el presidente Maduro pidió respeto a su homólogo norteamericano y le advirtió que saldrá “muy mal parado”, si impone sanciones a Venezuela.

Este jueves el presidente Maduro leyó el comunicado emitido por los países que conforman la Alianza para los Pueblos de América, (Alba), donde rechazan las sanciones. “Ya el Alba, América Latina, reaccionan contra las sanciones del Imperio a nuestra Patria”, dijo el mandatario.

Entre las medidas aprobadas por el congreso norteamericano destacan la congelación de activos y restricciones en la emisión de visas a funcionarios o ciudadanos venezolanos relacionados con el gobierno y los hechos ocurrido en las manifestaciones estudiantiles de principio de año.

Este nuevo episodio de confrontación con los Estados Unidos podría colocar al límite de nuevo las relaciones diplomáticas de ambos países. Para funcionarios y allegados al gobierno se trata de intervencionismo y que el gobierno norteamericano debería respetar la soberanía y al autodeterminación de los pueblos. Mientras que para sectores opositores, las sanciones son medidas en defensa de los derechos humanos y aclaran que no se trata de acto contra el pueblo venezolano, sino contra funcionarios específicos.

“Acto injerencista” para profundizar crisis económica
Archivo
Archivo

Para el militante del Psuv, Luis Figuera, las acciones del gobierno de los Estados Unidos, no son nuevas y constituyen un “acto injerencista” que busca proyectar una imagen negativa de Venezuela.

Para Figuera son una serie de acciones políticas que se ha venido implementando desde Estados Unidos con algunas calificadoras de riesgo para “dar la impresión de que nuestro estado es un estado forajido, un estado fallido”.

Considera que esas calificadoras de riesgo emiten boletines que tienden a elevar el riesgo país en Venezuela y que a su juicio, estas sanciones “lo que buscan es tratar de aislar a Venezuela del resto del mundo para tratar de mantener un clima de desinversión en el país”.

Refirió que además de la desinversión, con este tipo de acciones se pretende “crearle un expediente de estado forajido” al país, lo que permitiría, a su criterio, “una intervención de algún organismo internacional”.

Criticó la “doble moral de la clase política norteamericana” por la violación de los derechos humanos, en las cárceles de Guantánamo.

No se trata de una medida contra el pueblo venezolano

El diputado a la Asamblea Nacional, Omar González, califica como “extraordinario”, la sanción aprobada por el congreso de los Estados Unidos a funcionarios venezolanos, desea que esa medida sea emulada por los países de todo el mundo, para que los funcionarios involucrados“no tengan ningún lugar en el mundo donde se puedan esconder”.

Archivo
Archivo

Aclaró que no se trata de una sanción contra el pueblo venezolano, como a su juicio, lo están tratando de “tergiversar” funcionarios del gobierno del presidente Nicolás Maduro. “Es una medida contra los funcionarios de este gobierno que han cometido tantos desatinos y atropellos contra los venezolanos”.

Reiteró que es una sanción que “protege a los venezolanos de los abusos de los funcionarios de este gobierno”.

“Ponen al descubierto a esos funcionarios que están en los Estados Unidos, en el imperio, tienen activos, tienen bienes y les preocupa, les mortifica, les angustia que no puedan viajar a darse la gran vida”.

Que cada quien asuma su responsabilidad

Para Antonio Ricóveri, secretario ejecutivo de la Mesa de la Unidad en Anzoátegui, los funcionarios del gobierno venezolano deben asumir sus responsabilidades si han cometido actos deshonestos. Aclaró que no se trata de una sanción contra el pueblo venezolano.

Archivo
Archivo

“Va en contra de funcionarios con nombre y apellido del gobierno venezolano, no es contra el pueblo”.

El dirigente manifestó no estar de acuerdo con acciones similares de los Estados Unidos, porque después de la guerra fría “se sigue erigiendo como patrón moral que no es”. Pero a su juicio, el país norteamericano está actuando en temas que tiene que ver con derechos humanos y “contra funcionarios que han incurrido en actos quizás no tan honestos”.

Así mismo, insistió que no se trata de una “arremetida” de los Estados Unidos contra el pueblo venezolano como lo quiere reflejar el gobierno.

“Ellos generan eso para esconder el bulto, diciendo que es una arremetida contra Venezuela, y no, es contra la sinvergüenzura y el mal proceder de algunos elementos dentro del gobierno”.

EE UU tiene que respetar la soberanía del pueblo

El dirigente del Psuv Filiberto Martínez, considera que cada país tiene su pueblo y que éstos son autónomos.En ese sentido, Martínez piensa que se debe “respetar la soberanía del pueblo venezolano”.

A su criterio, si un funcionario venezolano comete algún delito en territorio venezolano, debe ser juzgadas por las autoridades locales. “Acá nosotros no nos metemos con los problemas que tiene algún funcionario de los Estados Unidos, para eso existen las leyes internas”.

Cortesía
Cortesía

Insistió que el gobierno norteamericano está “obligado a respetar la identidad y la soberanía de cada pueblo”.

Refierió que deberían solucionar sus problemas, porque a su juicio, tienen “mucho que resolver”.

“Que vayan a liberar a los presos que tienen en Guantánamo, a resolver sus problemas de corrupción, de narcotráfico”. Recordó que es uno de los países con mayor consumo de drogas en el mundo.

Sobre las relaciones diplomáticas con la potencia mundial, refirió que el gobierno venezolano estudiará la situación y tomará decisiones al respecto.

 

Jorwin Marcano
[email protected]

Publicidad!