Publicidad!

Desde las cinco de la mañana hasta las once, habitantes del caserío Santa Rosa, del municipio Freites, protestaron por falta de atención del gobierno local.

Así lo señaló Yamilet López, vecina, quien detalló que unas 50 personas se apostaron durante seis horas en el arco, para exigir al alcalde Daniel Haro respuesta ante una serie de inconformidades sociales.

López indicó que el principal problema es el suministro de agua potable; pues aseguran tener poco más de tres meses sin el imprescindible servicio, debido a que la bomba del pozo que los surte del preciado líquido se quemó, al igual que la ubicada en el liceo.

Otra de las quejas que motivó la protesta, fue la venta de alimentos de los Comité Locales de Abastecimiento y Producción (Clap), pese a que los moradores tienen aproximadamente nueve meses sin recibir el beneficio, y que la última vez, el combo fue vendido a un precio que no coincide con la cantidad de alimentos.

Detalló que “este fin de semana ofrecieron un combo de alimentación de 28 mil bolívares, y es muy costoso además no tenemos efectivo y sólo 25% de la población ha logrado cancelarlo, por lo tanto, los encargados del Clap aseguran que de no cancelar hoy-ayer- nos quedamos sin bolsa”.

Al listado de peticiones, se unió el clamor de otros vecinos quienes solicitaban respuestas en relación al tema del transporte, seguridad, alumbrado público y hasta personal médico para que pernocte en el caserío. Los manifestantes amenazaron que de no obtener respuestas satisfactorias volverán a trancar el paso, pero en la autopista.

Dunisse Soscún
Publicidad!