El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, habló sobre la restricción del paso de transportes por la frontera con Venezuela y argumentó que la medida se tomó porque “no conviene esa modalidad de permitir que los autos y camiones se vayan al lado venezolano a abastecerse de gasolina y se pague con pesos. Eso distorsiona una situación que ya ha estado en vía de arreglo”, dijo.

El Presidente se refirió también al tema de los colombianos presos en Venezuela,  que han denunciado violaciones a los derechos humanos en su proceso.

“Nosotros hemos hecho reclamos sobre las situaciones que nos llegan, las cuales se tramitan por la vía diplomática. Seguiremos insistiendo en eso”, aseveró.

El Mandatario se refirió además a la que calificó “preocupante” migración masiva de venezolanos a Colombia, al considerarla como “un problema que debemos tener presente”.

En una entrevista con Caracol Radio, el jefe de Estado dijo que a Colombia le interesa que Venezuela salga adelante “sin una implosión, que causaría una migración masiva que nos afectaría”.

Santos también afirmó que el proceso de paz con las Farc no ha supeditado sus relaciones con Venezuela, país que fue acompañante durante las negociaciones que se adelantaron con esa guerrilla en La Habana desde noviembre de 2012.

El Jefe de Estado agradeció la labor del fallecido presidente Hugo Chávez y del presidente Nicolás Maduro por su apoyo en todo el proceso de paz con el grupo insurgente, pero dijo que “eso no determina nuestra posición sobre las relaciones diplomáticas con Venezuela”.

El pasado viernes 6 de enero, la canciller de Colombia, María Ángela Holguín, confirmó que el gobierno de ese país, no permitirá que se abra un corredor vehicular para que sus ciudadanos vayan a Ureña y Paraguachón a comprar gasolina venezolana en pesos.  “Tomamos la decisión de dejar de depender de Venezuela”, dijo.

Agencias