Mario José Rojas Vargas (26 años), murió electrocutado la tarde de ayer, mientras colocaba una lámina de zinc en el techo de su residencia. El hecho se registró en la calle Los Olivos de Vidoño en el municipio Sotillo.

Ana Salazar, esposa de la víctima, relató que su marido había puesto una extensión en el piso pero no se percató que esta tenía algunos cables sueltos. “Sin querer pisó los cables con una escalera de hierro y cuando se montó descalzo se electrocutó”, contó la dama.

Patricia Aponte
[email protected]