Publicidad!

Caballos son descuartizados y vendidos a la comunidad haciéndolos pasar por carne de res

El gremio ganadero de Anzoátegui se las está viendo “negras”. La presión sigue en aumento, no solo por mantener a flote la producción, sino por la escasez de vacunas para proteger al ganado de alguna enfermedad.

La tiple bovina, aftosa, rabia paralítica bovina, brucelosis bovina y la neurolítica son las dosis que tienen “corriendo” a los productores, informó el presidente de la Asociación de Ganadero en la zona centro, Mauro Barrios.

El vocero detalló que hay una “alerta” en todo el gremio. Aseguró que del 100% del ganado que tienen, solo ha sido vacunado el 30%.

Barrios explicó que estas medicinas deben ser aplicadas a todo el rebaño en los primeros dos años de evolución, “esto garantiza que tengan un desarrollo óptimo, es decir, que el ganado no se pierda a medio camino porque adquirió alguna enfermedad”, explicó.

Además, el experto señaló que en el mercado hay una escasez de antibióticos y desparasitantes claves para el crecimiento sano de las reses.

Expresó que en años anteriores este tipo de vacunas eran traídas de Brasil, sin embargo, la comercialización del producto se ha dificultado.

Los productores que viajan al país vecino tienen que sortear las alcabalas que hay en la vía para que no les sean decomisadas las vacunas.

“No sé por qué razón, pero los militares que están en la frontera te paran y te quieren quitar el remedio, entonces esto representa una incomodidad para el ganadero”, dijo.

Delincuencia desbordada

Los índices de inseguridad en las zonas agrícolas siguen en aumento.

Aunque no ofreció cifras, Barrios indicó que los malandros los tienen “azotados”.
Señaló que “finca que encuentren sola, finca que desmantelan”.

Otra de las situaciones que mantiene preocupado al gremio es la saña con la que los malhechores descuartizan un caballo para venderlo como si fuera carne de ganado.

“Eso es el boom ahorita aquí. Sin piedad entran y toman los caballos y hacen desastre. Es una maldad”, dijo.

En una de sus pasadas declaraciones el directivo de la asociación destacó estar de acuerdo con la militarización de estas tierras productoras, como una forma de minimizar los robos; sin embargo, no hubo respuesta del ente castrense.

Ganaderos esperan por el pronunciamiento de los cuerpos de seguridad para que les garanticen, por lo menos, un mínimo de resguardo.

Variación

La Asociación de Ganaderos estima que el precio de la carne se incremente para finales de diciembre. Trascendió que a principios de año y producto de la sequía, el valor de la carne variará significativamente. Aunque no precisaron porcentaje, hicieron hincapié en que si los productores no se preparan y toman sus previsiones, el desembolso para impulsar la producción será desmedido.

Zorymar Medina
zorymar.medina@elnorte.com.ve

Logo de Redaccion
Redacción El Norte
Publicidad!