La distribución de sustancias químicas para la potabilización del agua potable se vio afectada en el estado Lara, a tal punto, que la hidrológica activó  de manera preventiva un plan de contingencia disminuyendo en caudal de entrada hacia los municipios Iribarren, Jiménez y Morán debido a problemas de transporte de la única empresa proveedora de sulfato de aluminio en el país.

Las fallas de suministro de esta sustancia iniciaron en el mes de octubre, cuando el despacho de gandolas hacia la planta de tratamiento Ciudad de Barquisimeto disminuyó de cinco a dos contenedores semanales. Sin embargo, Hidrolara contaba con una reserva de 25 cisternas ante cualquier eventualidad y mantuvo sin inconvenientes las normas de calidad regidas por organismos nacionales e internacionales.

Progresivamente, este stock, que era utilizado para los fines de semana, fue disminuyendo hasta limitar su existencia y encendió las alarmas en el Sistema Alto Tocuyo (SAT) en vista de que este químico permite la clarificación del agua cruda proveniente del embalse Dos Cerritos.

Los departamentos de Producción y Calidad de agua de hidrológica, solicitaron y cancelaron al proveedor el despacho de 1.080 toneladas de sulfato de aluminio, de los cuales sólo han sido entregadas 270 toneladas. Este registro representa un déficit de 810 toneladas hasta la fecha.

“Estamos trabajando a 80% de nuestra capacidad instalada, eso quiere decir 640 litros por segundo menos de nuestra capacidad de bombeo. Eso genera bajo caudal hacia los municipios Morán, Jiménez e Iribarren a los fines de rendir el sulfato que tenemos. Las últimas precipitaciones caídas sobre el embalse han generado gran turbidez en el agua y por tanto hemos requerido con prontitud la activación del químico”, indicó ante los medios el jefe del SAT, ingeniero Julio Tersek.

Alternativas

En vista de la dependencia de la única empresa proveedora de sulfato, el departamento de Calidad de Agua solicitó el suministro del Policloruro de Aluminio (PAC) como una sustancia alternativa, puesto que cumple con el mismo principio químico a pesar de que su inversión es mucho más elevada y su despacho suele tardar aproximadamente dos días desde el estado Bolívar.

Distribución de agua a través de cisternas o particulares

Asimismo, la hidrológica activó las siguientes estaciones para el abastecimiento de camiones cisternas y vehículos particulares:

Iribarren: Estaciones Carabalí, Macuto y El Tostao; Morán: Pozo Las Margaritas; Jiménez: Planta de Tratamiento Ciudad de Barquisimeto.

Aunque el panorama no es alentador, la empresa regional espera que el transporte de las gandolas de sulfato de aluminio se normalice durante la semana en curso, considerando que el servicio de agua potable es indispensable.

Redacción