Publicidad!

A pesar de que algunos países de América han fortalecido sus democracias, Venezuela padece aún una crisis humanitaria que no debe pasar inadvertida por la comunidad internacional, indicó ayer Luis Almagro, secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA).

“El régimen de Nicolás Maduro desmanteló sus instituciones democráticas pieza por pieza, hundiendo su economía en caos, creando así una gran crisis humanitaria autoinfligida que no ha sido vista por este hemisferio en décadas”, dijo Almagro durante su intervención en la Cumbre de Latinoamérica, celebrada en Estados Unidos.

El secretario general de la OEA pidió que la situación sea tomada como un alerta para el resto de la región, pues en caso de que se propague, podría afectar a millones de personas.

“Podemos construir la inclusión, la seguridad y la prosperidad fortaleciendo la democracia y el estado de derecho, pero este compromiso también significa que no podemos tener miedo de actuar cuando vemos retroceso”, añadió.

Publicidad!