Publicidad!

La crítica del manager de San Diego es sobre las pocas oportunidades del jugador en el Clásico Mundial de Béisbol


Yangervis Solarte llegó al jueves con un solo turno agotado en los primeros cinco partidos jugados por la selección venezolana en el Clásico Mundial de Béisbol.

Ese mismo día, su manager en los Padres de San Diego, Andy Green, criticó el poco juego que ha recibido su tercera base titular durante esta época del año tan importante para cada jugador de cara una larga temporada de Grandes Ligas.

De su parte, Solarte se expresó tranquilo al ponérsele el tema en el Petco Park, precisamente el estadio de los “Frailes”.

“Entiendo la manera de Andy y estoy agradecido con Andy; es entendible”, dijo Solarte sobre lo dicho por su dirigente en las Mayores. “Yo quisiera estar con mi equipo también, pero tengo el honor y la oportunidad de representar a mi país”.

Con un cuadro interior integrado en un principio por José Altuve y Rougned Odor para la segunda base, Martín Prado y Solarte para la tercera y Alcides Escobar para el campo corto, el antesalista de los Padres se vio limitado mayormente al papel de corredor emergente en la primera ronda del Clásico en Guadalajara. Ahora, ante la lesión de Prado, el manager Omar Vizquel ha optado primero por Odor en la tercera y luego Altuve-dejando fuera del lineup titular aún a Solarte.

“No podemos hacer nada al respecto”, dijo Vizquel. “Estamos tratando de poner a jugar a los que nos han dado la oportunidad de anotar carreras.

“En realidad, no puedo sentar a Altuve, Odor ni Escobar, quien está jugando bastante bien”.

Tanto Solarte como Escobar afirman que hasta ahora la situación no ha causado roce alguno en el clubhouse de la selección venezolana.

“No hay resentimientos en cuanto a esa parte, porque todo el que estamos jugando merece jugar”, dijo Escobar. “Simplemente no pueden jugar dos tercera bases; tiene que ser un solo pelotero. En esa parte, el manager de San Diego tiene que entender que todos queremos jugar, pero no podemos hacerlo todos”.

De su parte, Solarte, quien viene de batear .286/.341/.467 con 15 jonrones y 71 empujadas en 109 juegos en el 2016 por los Padres, se fue de 19-3 (.158) en sus primeros siete partidos en la Liga del Cactus antes de integrarse a la selección venezolana. “Sé que puedo estar ready, porque son muchos juegos en la temporada”, manifestó. “No estoy preocupado”.

Solarte parece haber asimilado el punto. “No es la decisión que uno quiere, estar en una situación así”, dijo. “Pero aceptaré mi rol como todos, ante todo como profesional”.

Sin opción

“A veces es difícil para un muchacho en particular ser incluido en el line up”, expresó Vizquel. “Entonces, he tratado de mantenerlo bien afinado a nivel mental, preparándolo para jugar defensa al final del juego.

“Así son las cosas. A veces algunos no van a tener la oportunidad”.

Redacción
redaccion@elnorte.com.ve

Publicidad!