Publicidad!

El presidente de la Asociación de Carniceros de Nueva Esparta (Asocarne), Gustavo Santiago, aseguró que desde hace más de tres meses, no reciben los despachos con regularidad y que frente a la escasez de carne y pollo, la única alternativa que tienen los margariteños, es el cerdo pero a precios exagerados.

Indicó que la cantidad de carne de res que están recibiendo es muy poca para satisfacer la demanda de los residentes, toda vez que de 900 reses que según cálculos de esa asociación representan el consumo semanal, solamente están recibiendo 300, lo que representa poco más del 30% del requerimiento total.

El presidente del gremio de carniceros de la isla de Margarita, reiteró que no vislumbran una solución a corto plazo al desabastecimiento de productos cárnicos en la entidad insular.

No obstante, admitió que lo poco que están recibiendo ha dado cierto dinamismo a esos establecimientos que, en su mayoría se encontraban amenazados de cierre para esta época del año.

A pesar de eso, son optimistas y esperan que para la próxima semana entre el 50 y 60% de las carnicerías estén surtidas con las cantidades que están entrando.

“No es seguro que se mantenga el abastecimiento en el tiempo, pero al menos podemos trabajar en lo que resta del año”, dijo.

Precios sin acuerdo

Santiago declinó hablar sobre los precios del rubro alimenticio, argumentando que no han logrado establecer un acuerdo definitivo al respecto, con el Gobierno central.

Sin embargo, un recorrido por varios establecimientos donde se expenden productos cárnicos, se pudo constatar que el precio por kilo de la carne de res se ubica entre 200.000 y 220.000 bolívares.

Comparado con el precio de un kilo de queso blanco, el de la carne bovina está por debajo del alimento lácteo.

Sin control sanitario

El presidente de Asocarne, confirmó que algunas personas no ligadas a ese gremio, están trayendo ganado en pie desde tierra firme, el cual sacrifican y venden sin ningún tipo de control sanitario.

Redacción El Norte
Publicidad!