Edlexys Martínez es la primera esgrimista anzoatiguense clasificada  a la Copa del Mundo en la espada femenina.
Edlexys Martínez es la primera esgrimista anzoatiguense clasificada
a la Copa del Mundo en la espada femenina.

Una mezcla de emoción, ansiedad y determinación es lo que acompaña a la esgrimista anzoatiguense Edlexys Martínez en su regreso a las pistas. La atleta aurirroja ha tenido el mejor 2014 para una local en la espada femenina juvenil, y hoy partirá rumbo a Puerto Ordaz para poner la guinda al pastel en la Copa del Mundo de su categoría.

Martínez se ha mantenido en los puestos más elevados del ránking nacional a lo largo de su carrera. Actualmente ocupa la novena plaza de esa clasificación con 32 puntos, sin embargo, su intención es finalizar este año con una mejor ubicación.

“Vamos a ver el resultado del trabajo que hemos hecho todos estos meses, a ver si entro entre las cuatro u ocho primeras”, declaró la espadachín de cara al evento internacional que se realizará del 28 al 30 de noviembre en el Gimnasio Cubierto Hermanas González de Puerto Ordaz, organizado por la Federación Venezolana de Esgrima (FVE) y avalado por la Federación Internacional (FIE).

Edlexys Martínez consiguió sus primeros 20 puntos del ránking criollo al terminar en el cuarto lugar de la I Válida Nacional, que se llevó a cabo en septiembre en Valencia y posteriormente sumó 12 unidades a su cuenta tras quedar séptima en II Válida, de Caracas.

“Gracias a mi entrenador tengo seis meses de preparación deportiva. En la I Válida me fue muy bien después de un año y medio sin hacer esgrima. Entré de cuarta en la I Válida, en la segunda quedé de séptima y ahorita estoy en el puesto nueve del ránking juvenil, esperando seguir sumando ahora en el campeonato”, detalló Martínez.

Volvió para quedarse

Un embarazo sacó del tablón a la deportista aurirroja por un año y medio, pero, para su fortuna,  sus habilidades permanecieron intactas, lo que le permitió un regreso no tan cuesta arriba. Ahora, tras seis meses entrenando se enfrenta al mayor reto de su carrera.

“Mi técnica siempre ha estado muy bien. Lo único es el fondo (ataque de distancia media), que Luis (Narváez, entrenador) siempre me corrige pero en eso iremos trabajando”, explicó la esgrimista.

Por su parte, el instructor confía en que pueda entrar en el podio. “Ella tiene la capacidad para estar entre las cuatro primeras. A pesar de un detallito en el fondo su técnica es muy buena, y su resistencia ha mejorado mucho. Los últimos meses han sido muy productivos”.

Al retomar las prácticas luego de haber pasado por un proceso de maternidad el rendimiento físico no es igual para ningún atleta, debido al abandono de la rutina por incapacidad periódica, y Edlexys Martínez no fue la excepción.

“Fue fuerte. Yo creí que iba a ser más difícil a la hora de las competencias, el nivel fue fuerte pero nos fue bien… Lo que más me pegó fue la parte física. Estaba muerta físicamente pero estuve bien en las competencias a pesar de la falta de entrenamiento físico”, dijo.

Además de lo que significa asistir a la Copa Mundial, la anzoatiguense se plantea ingresar a la selección nacional el próximo año, para lo que tendrá que meterse entre las ocho mejores de los Juegos Nacionales de categoría adulto.

“El año que viene tenemos Juegos Nacionales, según somos sede y esperamos clasificar directo para quedar entre las primeras ocho o cuatro”, agregó Edlexys. 2015 se presenta con mayor dificultad, ya que pasará a ser categoría adulto y el nivel de exigencia es mucho mayor.

“Si en el campeonato nacional me meto entre las ocho primeras o cuatro, subo a la selección nacional y podré asistir a panamericanos, suramericanos y Copa del Mundo. Tengo mucha ilusión y esperanza, y si puedo estar entre las primeras cuatro porque Luis me ha entrenado muy bien para eso”, sentenció con gran determinación.

esgrima-2Hazaña y responsabilidad

Edlexys es la primera anzoatiguense que se clasifica para la Copa del Mundo en la espada juvenil, una hazaña que de una u otra manera sirve de motivación para los talentos más jóvenes, y que supone una responsabilidad con las generaciones del futuro.

“Tengo un buen equipo. Está Elizabeth Tejera, quien viene después de mi y es muy buena en esgrima, y realmente todos se están preparando bien. José Guzmán en el masculino, el único que tenemos, todos están entre los 20 mejores del ránking nacional y esperamos seguir subiendo”.

Mantenerse en la cima de la espada nacional con la dificultad que supone subir de categoría y criar a su hija, María Victoria, llena a la aurirroja de mayor pasión por el deporte y ganas de seguir adelante.

“El año que viene es mucho más rudo, mucho más fuerte. Para un adulto hay muchas cosas que se deben mejorar, el nivel es más alto, sobre todo porque hay muchachas que han ido a muchos torneos internacionales pero hay que seguir preparándose para dar la sorpresa”, finalizó.

Carlos Guipe/ECS
[email protected]