En lo que va de año han muerto 52 funcionarios policiales a manos del hampa en la Gran Caracas. El jueves fallecieron tres efectivos, uno en Mamporal, municipio Eulalia Buroz del estado Miranda, otro en Los Teques y el tercero en la clínica Loira, de El Paraíso.

El oficial agregado de la Policía de Buroz, Rubén Bencomo, formaba parte de un grupo que se enfrentó con una banda de maleantes en la región barloventeña, resultando abatidos tres de los antisociales y heridos cuatro efectivos.

Bencomo murió y sus compañeros fueron trasladados a un centro asistencial de la localidad.

A las 9:30 de la noche del jueves fue ultimado el oficial de la Policía de Guaicaipuro, Javier Moreno Díaz (38), en el sector El Panadero, de Los Teques, estado Miranda.

Moreno estaba franco de servicio y fue asesinado para quitarle la pistola Glock modelo 17, calibre 9 mm.

Otro caso
Y a la medianoche murió en la clínica Loira, de El Paraíso, el supervisor de la Policía Nacional Bolivariana, Leandro Estali Semanat Jaen (33), donde estaba recluido desde el viernes 9.

Semanat cayó baleado durante un procedimiento en el sector Las Tumbitas, barrio San Miguel en La Vega. El viernes al mediodía se complicó, fue ingresado a trauma shock y falleció al final de la noche.