Hay terrorismo en Venezuela, la única diferencia que tiene con el de otros países es que en la Patria de Bolívar los autores intelectuales están plenamente identificados y andan libres por la calle, pero se sabe de sobra que los cabecillas de Primero Justicia (PJ) y Voluntad Popular (VP) están al frente de todo ese desastre que mantiene en vilo a la población.

El presidente Nicolás Maduro presentó pruebas de las acciones vandálicas que comprometen a PJ y, según lo expresado en tv, solo mostró la punta de un iceberg tomando en cuenta las investigaciones realizadas por los cuerpos de seguridad del Estado. Aunque la gente que va a las protestas o las ve por la televisión debe estar consciente de quiénes son los responsables de los hechos terroristas.

No podrán con la paz de los venezolanos ni con la FANB cada vez más apegada a las leyes y a los ideales de nuestro Libertador Simón Bolívar. Lo ha dicho el ministro de la Defensa Wladimir Padrino López: “Daremos respuesta a todas la amenazas contra la Patria”.Nosotros, el pueblo pacífico, no podemos quedarnos de brazos cruzados.

Y demostrado, como ha demostrado el presidente Maduro el terrorismo en Venezuela, la sociedad civil, la gente que quiere un país sano y tranquilo para sus hijos, para sus nietos, debe de manera organizada y formal exhortar al CNE a que no valide esas facciones como partidos políticos.

Avalar esas organizaciones terroristas cometiendo actos al margen de la Constitución, sería darles licencia para destruir el país, para que sigan conspirando, intentando derrocar al presidente Maduro que es su verdadero objetivo. Acabar con la revolución y tomar el poder por asalto.

La MUD está prácticamente desmantelada, y está desmembrada precisamente, por los actos violentos que cometen contra el pueblo VP y PJ, que tiene una buena cuota de poder en la MUD a través de Capriles Radonski, principalmente, que siempre ha querido ser el líder absoluto de la oposición por encima de Leopoldo López, Henry Ramos Allup, Henry Falcón y hasta de Lorenzo Mendoza, que desde el exterior los está cazando a todos como el caimán “cebao” de Tío Simón a Mercedes en la orilla del río.

No se descarta que les dé una sorpresita cuando se barajen las candidaturas presidenciales. Y al final les diga a sus contrincantes en la oposición como Simón Díaz al inocente novio de Mercedes después que el caimán se la comió: Eso pasa a cada rato, que son cosas del destino / Y que de aquí en adelante / que cuente con un amigo.
Pero hablando del pueblo de Bolívar, de Chávez, de sangre revolucionaria; no podrán con nosotros los cabecillas del terrorismo en Venezuela comandados por Luis Almagro desde la OEA, con todo y el fuerte apoyo de los poderosos medios nacionales e internacionales, que desatan la más grande conspiración mediática que a la fecha se haya registrado contra presidente alguno en el paísCon Maduro victorioso ¡venceremos!

 

Terroristas disfrazados de partidos políticos por Gian Carlo Di Martino