Publicidad!

El ciclón Nate se convirtió en huracán categoría 1 tras llegar a la Península de Yucatán, en México, la madrugada de este sábado.

El fenómeno, que se convirtió en el 14º de la temporada de huracanes en el Atlántico de 2017, oscila con vientos máximos estimados de 120 kilómetros por hora -intensidad propia de los huracanes-, después de cobrar más de 25 muertos tras su paso por Centroamérica.

En Nicaragua, 11 personas murieron y otras siete se encuentran desaparecidas. La vicepresidenta de este país, Rosario Murillo, informó que la tormenta perjudicó 11 departamentos en los que hay 25 municipios afectados por inundaciones, reseñó Prensa Latina.

Asimismo, en Costa Rica fallecieron ocho individuos y hay 17 desaparecidos, 7.000 refugiados y daños a la infraestructura y la agricultura, informaron medios internacionales.

Además, por el paso de esta tormenta, en Honduras activaron alerta amarilla en 16 departamentos, en los que al menos tres personas murieron y otras tres se reportaron como desaparecidas por las precipitaciones.

Igualmente, en Panamá se halló este jueves el cuerpo de una mujer que desapareció la noche del miércoles, en un naufragio provocado por la tormenta cerca de la Bahía de Panamá.

Nate, que se encuentra a algo más de 150 kilómetros del extremo oeste de Cuba, y a aproximadamente 800 kilómetros de la desembocadura del río de Mississippi, puede intensificarse a medida que cruza el Golfo de México y golpea la costa del Golfo de los Estados Unidos. En este país ha causado fuertes lluvias y una oleada de tormenta que podría llegar a partes del Florida Panhandle, reseña Telesur en su portal web.

Publicidad!