Otra vez los trabajadores dependientes del Ministerio del Poder Popular para la Salud, protestaron en la sede de Saludanz y en el Hospital Luis Razetti de Barcelona, para exigir que se les cancele las utilidades que ya lleva más de 13 días de atraso.

“El depósito se tuvo que hacer el 15 de noviembre tal como lo establece el contrato colectivo y aún estamos a la espera. Hasta que no tengamos el dinero en nuestras cuentas no vamos a dejar de protestar”, expresó José Igualguana representante del Sindicato de Trabajadores de la Salud en el estado Anzoátegui.

Precisó que ayer en la mañana se logró reunir con el director de Saludanz y se acordó que antes de culminar esta semana ya los más de cinco mil empleados cobrarían sus aguinaldos.

“Supuestamente están esperando a que se haga efectivo el depósito de un cheque para completar el monto que se requiere para pagar las utilidades y eso ya se estaba tramitando”, acotó.

Kenlibeth Fernández
[email protected]