Publicidad!

Cicpc maneja la venganza como principal móvil del triple homicidio 


La complicidad de tres amigos les trajo la muerte al mismo tiempo. Un trío de muchachos fueron hallados sin vida en medio de un pozo de sangre en la calle El Ejército del sector San Antonio Páez en El Tigre.

Vecinos del lugar que toman un desvío detrás del geriátrico María Auxiliadora para dar con la zona La Montadera encontraron muertos a Jesús Alexander Prado Ledezma de 20 años de edad, Robert Aguilera de 24 y otro muchacho de solo 17 años.

A todos les arrebataron la vida a punta de balas. Cada uno presentó una herida por arma de fuego en la parte trasera de la cabeza, justo en el hueso occipital.

Sin embargo, los residentes relataron que durante la madrugada del jueves, cuando presuntamente ocurrió el homicidio, todo parecía tranquilo y silente. Sorprendidos explicaron que no escucharon alborotos ni disparos.

Trascendió que el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) maneja la venganza como principal móvil de este triple homicidio.
Aparentemente, los muchachos aún cargaban con sus pertenencias.

Versiones familiares

El padre de Ledezma, Edgar Prado, detalló que su descendencia residía en la calle principal del sector El Silencio. Además, lamentó que cinco de sus hijos hayan quedado huérfanos.

Aunque desconoce quién tendría intenciones de dañar al muchacho, descartó que tuviera enemigos. Sin embargo, Pardo ya había sido apuñalado en una oportunidad anterior y aún las heridas de ese encuentro violento no habían sanado.

“La última vez que lo vi durante la noche del miércoles solo me dijo “ya vengo”, sin explicar hacia dónde iba. Por eso no me explica qué pudo haber ocurrido”, dijo el padre del muchacho.

Sobre el muchacho menor de edad, sus familiares relataron que se dedicaba a vender morcilla en un negocio familiar. También aseguraron desconocer la razón de su asesinato.

Sin dolientes

Ningún familiar de Aguilera se presentó en la morgue de El Tigre. Sobre el hombre solo se supo que era cercano al resto de los implicados en el homicidio.

Katherine Carrizales
[email protected]

Publicidad!