Publicidad!

Críticas fueron hechas en su encuentro con el primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu


El presidente estadounidense Donald Trump evitó este miércoles responder a las revelaciones sobre contactos reiterados entre su círculo cercano y la inteligencia rusa el año pasado, información que caldeó el ambiente en Washington.

En una rueda de prensa conjunta con el primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, Trump aprovechó para denunciar las filtraciones reiteradas que alimentan a la prensa y que contribuyeron a la renuncia el lunes de su consejero de Seguridad Nacional, Michael Flynn.

Flynn “fue tratado injustamente por los medios”, declaró el mandatario, quien habría pedido la renuncia a Flynn, según declaró su portavoz.

Trump también calificó de “actos criminales” las filtraciones de información de inteligencia a la prensa y en un mensaje de Twitter señaló como responsables al FBI y a la NSA, el servicio de espionaje.

Pero sobre el fondo de las denuncias, el Presidente no hizo comentarios y solo concedió la palabra a dos periodistas que no son parte de los grandes medios que investigan este escándalo.

Controversia

El diario The New York Times informó que los agentes de inteligencia de Estados Unidos interceptaron llamadas que demuestran que miembros de la campaña presidencial de Trump tuvieron contactos repetidos con altos responsables de los servicios secretos rusos antes de la elección del 8 de noviembre.

AFP
[email protected]

Publicidad!