La Casa Blanca había señalado que los líderes discutirán mecanismos para enfrentar “el retroceso democrático” en ese país vecino de Colombia

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump aseguró que durante la reunión sostenida con su par colombiano, Juan Manuel Santos, acordaron trabajar de la mano, sobre la deteriorada situación en Venezuela, ya que a su juicio, la crisis en el país “es una desgracia para la humanidad”.

En este sentido el primer mandatario estadounidense sostuvo que lo que sucede en Venezuela “es algo que no hemos visto en mucho tiempo”, debido a la “pobreza en que la que se encuentra la población”.

“Trabajaremos de cara al problema de Venezuela (…) es un problema horrible (…) Venezuela está en una situación realmente terrible (…) la gente no tiene qué comer porque hay escasez de alimentos, hay mucha violencia”, insistió.

Durante una rueda de prensa desde la Casa Blanca, Trump aseguró que junto a países del continente, harán “lo que sea necesario”, para ayudar a resolver la crisis humanitaria.

“El país a sido manejado de una manera absolutamente terrible durante muchos años, debieron usar sus recursos para el bien de sus ciudadanos”, agregó.

Las declaraciones de Trump se conocen en medio de las nuevas sanciones que impulsa Washington contra funcionarios venezolanos por presuntas violaciones a los derechos humanos. Así lo dijeron el jueves un asistente del Congreso y un funcionario federal, debido a la preocupación suscitada por la represión de manifestantes antigubernamentales.

Contraparte

El presidente de la Federación de Rusia, Vladímir Putin, deseó que su homólogo venezolano, Nicolás Maduro, pueda “normalizar la situación” en el país a través de una solución “dentro de la legalidad”.