Su día a día transcurre entre el bullicio de salones copados de jóvenes con deseos de aprender, el trazo de planos, algunos cálculos, la medición de factibilidad de obras de envergadura y la orientación de esos futuros profesionales que edificarán estas estructuras que beneficiarán el entorno que los rodea.

A juzgar por el interés que muestra por sus estudiantes, es evidente que la pasión por la docencia y por la profesión que ejerce desde hace décadas, son dos elementos que inspiran a la profesora Evelyn Alfaro a estar al frente del desarrollo de diversos proyectos de investigación en la facultad de Arquitectura de la Universidad de Oriente (UDO) núcleo Anzoátegui.

proyecto udoEsta anzoatiguense aprovecha la posición que tiene como plataforma para sensibilizar y estimular el sentido de la responsabilidad en los cientos de bachilleres que cursan la carrera en esta alma máter del oriente venezolano, basándose en el lema udista que reza Del pueblo venimos, hacia el pueblo vamos.

Alfaro comenta que en su oficio se planifica en base a la sostenibilidad, en lo que la ecología juega un papel determinante, pues siempre se busca transformar espacios para mejorar la calidad de vida de los involucrados, y desde luego, causar un impacto positivo en estos individuos.
Explica que la preservación de los recursos naturales disponibles en un espacio determinado siempre se plantea como uno de los objetivos principales al momento de iniciar la ejecución de alguna obra, ya que no solo piensan en quienes los aprovecharán en el presente sino en las generaciones futuras.

proyecto udoLe apuesta a sus muchachos, y asegura que en esta casa de estudios superiores los forman pensando en lo que deberían ser, tomando en cuenta que vivimos en un mundo donde se plantean mayores desafíos y cada día surgen nuevas tecnologías.

La educadora y arquitecto exalta el talento de sus estudiantes, y precisa que este año cuentan con 150 propuestas factibles para ser construidas en toda la región. “Solo necesitan la evaluación de la ingeniería de detalle y el presupuesto. Eso sí, todas son obras en pro del ambiente”, explica Alfaro.

La directora de la escuela de Arquitectura está convencida que la mejoría de la ciudad está en manos de las mentes brillantes que pasan por sus aulas y tienen todas las ganas de dar lo mejor de sí mismos en su trabajo.

Maquetación 1

 

Rubén García
Víctor Pinto