Publicidad!

Oficiales policiles aseguraron que sujeto abatido era delincuente. Reportaron evasión a voz de alto

Un hombre fue ultimado durante la madrugada del miércoles en una presunta refriega suscitada con funcionarios del Centro de Coordinación Policial (CCP) del municipio Guanipa.

De acuerdo a la versión policial ofrecida por el supervisor agregado Daniel Lascano, la centralista de guardia notificó a los funcionarios de la brigada de patrullaje sobre una llamada telefónica que advertía sobre la presencia de tres supuestos delincuentes en la calle Los Chaguaramos del sector Sabatino.

“Las comisiones acudieron al lugar y vieron a los sujetos que tenían una actitud sospechosa. Se les dio la voz de alto, pero hicieron caso omiso e intentaron darse a la fuga”, relató el jefe policial.

La situación generó una persecución, donde uno de los hombres presuntamente hizo frente a la comisión con un arma de fuego, con lo que inició la refriega.

Lascano informó que dos de los hombres lograron huir escondiéndose en una zona boscosa, pero su cómplice fue herido por los funcionarios, sin embargo, falleció cuando era trasladado al ambulatorio Fritz Petersen de San José de Guanipa, tras recibir dos balazos en el pecho.

Supuesto ajusticiamiento
A las afueras de la morgue del hospital de El Tigre familiares del occiso lo identificaron como Luis Antonio López Gutiérrez, de 33 años de edad, conocido como “chin”.

Juan Gutiérrez, hermano de la víctima, desmintió la versión policial y aseguró que funcionarios del centro policial con el que supuestamente se originó el enfrentamiento, sacaron a su hermano a la fuerza de su vivienda ubicada en la calle Luis Hurtado Higuera del sector El Cementerio, el martes aproximadamente a las 11:00 de la mañana.

Reconoció que su pariente en ocasiones anteriores estuvo detenido por presuntamente incurrir en delitos menores, pero enfatizó que este caso se trata de un fusilamiento por parte de los funcionarios policiales.

Luego de la detención los familiares trataron de confirmar su presencia en el recinto penitenciario, pero les informaron que allí no se encontraba recluido.

“En la mañana nos enteramos que lo mataron. Esa es la justicia que tenemos en este país”, dijo su hermano.

Investigaciones

Familiares de Luis Antonio López Gutiérrez, de 33 años, relataron que los funcionarios policiales ajusticiaron al hombre luego de llevárselo detenido, pero la versión oficial señala que este “azote” conocido como “marihuanita” estaba armado y se enfrentó a la comisión

Mary Ann Brito
mary.brito@elnorte.com.ve

Logo de Redaccion
Redacción El Norte
Publicidad!