Tras el doble homicidio del policía del municipio Guanipa, José Valmore, de 45 años y la funcionaria Eucares Duque, de 40, Poliguanipa rastreó a uno de los presuntos homicidas y lo abatió a disparos.

El alcalde de la jurisdicción, Pedro Martínez, relató que alrededor de las 3:00 de la madrugada de ayer Erick Moisés Landaeta Martínez se enfrentó a una comisión policial en la calle Aragua en San José de Guanipa.

Al hombre le incautaron la pistola del oficial Valmore, un radio policial y otra arma que tenía los seriales limados.

“Era la primera vez que los oficiales prestaban servicio en el ambulatorio Fritz Peterzen y lo habían pedido por la seguridad del sitio. Eso que hicieron fue en venganza porque bajamos la tasa de homicidios 32% y abatimos a 53 delincuentes en enfrentamientos durante 2016”, aseguró el mandatario local.

Otro enfrentamiento
Dentro de una vivienda, Poliguanipa mató a otro presunto delincuente.
Adrián Rojas Inderson, de 25 años, apodado “el chúo” y quien tenía registro policial, se enfrentó a los funcionarios en el sector El Mirador.

En el lugar colectaron un revólver calibre 38 y cuatro conchas.

 

Katherine Carrizales
katherine.carrizales@elnorte.com.ve

  • alfredo colon

    Al margen de toda esta situación, hay que recordarle a los funcionarios de la seguridad pública que el sólo hecho de portar un uniforme, en la calle, constituye una situación de peligro, que pone en alto riesgo su integridad, por lo cual deben prestar mucha atención y estar alertas a su propia seguridad; deben saber que pueden ser presa fácil de la delincuencia, como lamentablemente pasó, en este caso. Por lo que los funcionarios deben estar prestos y plomo al Hampa.