“A él se lo llevaron vivo”, gritaba Magaly Bolívar en las puertas de la morgue del hospital Felipe Guevara Rojas de El Tigre, luego de que el menor de sus tres hijos fuera ultimado en un presunto enfrentamiento con oficiales de la Policía del estado Anzoátegui.

El hecho ocurrió aproximadamente a las 11:00 de la mañana del domingo en un terreno baldío del sector Villa Sarabia de El Tigre, donde se suscitó una riña y luego de que alguien efectuara varios disparos al aire, vecinos del sector hicieron un llamado al cuerpo policial.

El jefe de la zona 5 de Polianzoátegui, supervisor agregado Norman Pinto, informó que cuando la comisión llegó al lugar, el hombre intentó huir y se escondió en una zona boscosa, desde donde disparó contra los oficiales.

Durante la supuesta refriega el hombre fue mortalmente herido y aunque fue trasladado a la sala de urgencias del nosocomio local, ingresó sin signos vitales. Se le visualizaron tres impactos de bala en el abdomen y uno en la región pectoral.

La versión policial fue desmentida por los familiares del occiso, quienes lo identificaron como Enrique David Deyán Bolívar (18).

Su madre contó que, tras la riña, los policías atacaron a su hijo y que solo tenía un disparo.

Mary Ann Brito
[email protected]