Ambos entrenadores reconocieron que será un partido duro, difícil y que la oncena que cometa menos errores tendrá el dominio de la pelota y posiblemente del juego


Atlético de Madrid recibe hoy a Real Madrid, líder de la Liga española, en el partido estrella de la jornada, que sabe a revancha para los blancos tras su derrota de febrero.

El técnico blanco, Zinedine Zidane, intentará mantener la invencibilidad de su equipo en Liga, que no pierde un partido, precisamente desde que cayera ante el equipo de Diego Simeone el pasado 27 de febrero (1-0), en su primer derbi como entrenador merengue.

“Mañana (hoy) es otro partido, sabemos que está al 50%. Desde el inicio hasta el final vamos a tener un partido muy, muy complicado, pero estamos acostumbrados a partidos difíciles”, dijo ayer Zidane.

No lo tendrá fácil ante un Atlético, cuarto de la clasificación a seis puntos de los blancos, que no ha vuelto a perder un derbi liguero ante los merengues desde su derrota 2-1 en abril de 2013 en el Santiago Bernabéu (3 victorias y un empate).

Pero duele más entre los colchoneros la derrota ante Madrid en la final de la Liga de Campeones,por segunda vez en tres años, en los penales tras finalizar 1-1, el 28 de mayo.

Tanto Zidane como Simeone estuvieron pendientes de la enfermería, aunque parece que podrán contar con sus principales figuras.

El técnico blanco adelantó que tanto Sergio Ramos, que vuelve tras un esguince de rodilla, como Karim Benzema, con molestias en los isquiotibiales, estarán disponibles.

Luka Modric, que ya jugó unos minutos ante Leganés tras recuperarse de su operación de rodilla, está listo, mientras la presencia del brasileño Casemiro está descartada.

Por el lado rojiblanco, las alarmas saltaron tras abandonar su goleador Antoine Griezmann la concentración de la selección francesa por una lesión en el pie, aunque parece que estará disponible.

“Está mejor, ayer se entrenó con normalidad, hoy (ayer) se volvió a tratar, está haciendo un gran esfuerzo por estar en el partido”, dijo Simeone, que espera poder “contar con él si todo sigue como está”.

Griezmann, lleva seis goles en Liga dos menos que los “pichichi” Luis Suárez y Leo Messi.

El lunes, el capitán de Atlético, Gabriel Fernández “Gabi” afirmó que “no es un partido más por la distancia que nos separa”, Simeone restó importancia a este hecho, pese a que una derrota descolgaría a su equipo a nueve puntos del líder.

“Lo que nos importa más del partido es cómo entrar, es interpretar lo emocional que significa jugar el último partido de Liga contra el eterno rival en nuestra casa y después estar a tres puntos, a seis, no tiene ningún tipo de valor ahora mismo”.

AFP
[email protected]