Pese a la indignación israelí, la Unesco adoptó formalmente el martes una resolución sobre Jerusalén promovida por países árabes en nombre de la protección del patrimonio cultural palestino que, según Israel, niega el vínculo milenario entre los judíos y la ciudad.

El texto, propuesto por Argelia, Egipto, Líbano, Marruecos, Omán, Catar y Sudán fue examinado por los 58 miembros del Consejo ejecutivo de la organización para la educación, la ciencia y la cultura de la ONU, en su sede de París.

Su adopción, el jueves pasado, en una primera votación en comisión (24 votos a favor, seis en contra, 28 abstenciones) suscitó indignación en Israel: su gobierno anunció de inmediato la suspensión de su cooperación con la Unesco, en señal de protesta.

Este martes, ninguno de los Estados miembros del Consejo, reunidos en asamblea plenaria, pidió la reapertura del debate y el texto fue confirmado sin necesidad de nueva votación, explicó un portavoz de la Unesco. Los palestinos se congratularon por este resultado y pidieron cesaran los abusos en el área.

AFP
[email protected]