El arzobispo de Caracas, Monseñor Jorge Urosa Savino, celebró desde el Vaticano el cardenalato de Baltazar Porras y afirmó que el hecho fortalece a la Iglesia en Venezuela.

Afirmó que ahora los venezolanos contarán con dos cardenales que continuarán “trabajando por la libertad y defensa de los derechos del pueblo”.

En relación a la mesa de diálogo, Urosa sostuvo que el Vaticano no resolverá los problemas del país, sino que por el contrario será el Gobierno y la oposición los responsables de eso pase.

“Principalmente el Gobierno debe tener buena voluntad para que se resuelva la crisis política, social y económica que afecta a los ciudadanos”, concluyó.

Vía Globovisión