Uso de la Fibrina Rico en Plaquetas y leucocitos para mejorar cicatrizaciones

Someterse a intervenciones quirúrgicas estéticas es un tema muy común en las chicas Venezolanas. Desde tempranas edades muchas de las chicas antes de cumplir los 18 años han soñado con realizarse un procedimiento estético en quirófano debido a la alta demanda  de mejoras y beneficios que ofrece así como verse mejor y más exuberantes, pero lamentablemente someterse a dichos procedimientos es quizás una ruleta de la suerte.

Las pacientes ingresan al quirófano con una expectativa, el especialista ofrece mejorar la condición o aspecto físico de la paciente pero no siempre los resultados son los más adecuados o beneficiosos.

Es sumamente importante que el cirujano suministre la información más completa de las posibles complicaciones más frecuentes y la importancia de los cuidados y tratamientos post operatorios y domiciliarios.

Al momento de decidir intervenirse quirúrgicamente el paciente debe ser evaluado y se verifica si califica o no para la intervención.

La gran mayoría de las chicas delgadas presenta acumulación de tejido graso localizado y les parece más fácil y mejor realizarse una mini liposucción o en su defecto desean una lipodemarcación con la finalidad de dibujar las lineas que evidencia un abdomen mas definido y fitness sin hacer ejercicios, pero lamentablemente muchas de las chicas luego presentan fibrosis, adherencias, tejido irregular y heridas con problemas de cicatrización por diversos factores como por ejemplo infecciones en el tejido por microorganismos patógenos que muchas veces son adquiridos en quirófanos, así como lesión provocada por la cánula por quemadura lo cual genera un problema para cicatrizar evidenciándose una dehiscencia (herida que se separa o se abre repentinamente).

Otras de las causas de la deshicencia es mala técnica de sutura, diabetes, obesidad. El uso de plasma rico en fibrina o también llamado Fibrina rico en plaquetas y leucocitos es el tratamiento ideal para dichos casos, el procesamiento del material autólogo consiste en extraer la sangre del paciente, centrifugarlo y extraer el coágulo de fibrina.

La fibrina es una proteína fibrilar con la capacidad de formar redes tridimensionales, enmallando las células y regenerar rápidamente los tejidos. Se coloca el tapón en la zona de la herida, se aplica fototerapia dinámica para aumentar la respuesta fisiológica de cicatrización y se procede a sellar la zona por varios días y, posteriormente, acudir a reevaluación para verificar el progreso de la cicatrización. Dicho procedimiento no está recomendado en pacientes con cáncer o que hayan  presentado lesiones oncológicas.

Unatem