Investigadores especializados en vacunas intensifican esfuerzos para desarrollar dosis seguras que detengan el brote 

Infografía Carlos Cardoza
Infografía Carlos Cardoza

Los primeros resultados en Estados Unidos de una de las dos vacunas experimentales contra el virus del Ébola son prometedores pero se necesitarán varios meses antes de disponer de un medio de prevención eficaz contra la epidemia en África occidental, según los expertos.

“Es alentador (…) pero todavía no tenemos una prueba formal de que la vacuna será eficaz, es decir si en la zona de la epidemia permitirá reducir la cantidad de infecciones con virus del Ébola entre los vacunados”, dijo a la AFP Rodolphe Thiébaut, epidemiologista e investigador del Inserm (Burdeos, Francia) especializado en vacunas.

La vacuna, llamada ChAd3 y que contiene elementos genéticos provenientes de dos cepas del virus del Ébola (Sudán y Zaire), fue desarrollada por el Instituto de Alergias y Enfermedades Infecciosas de Estados Unidos (NIAID) y el laboratorio británico GlaxoSmithKline (GSK). Fue probada con 20 voluntarios sanos de entre 18 y 50 años.

Los primeros resultados, publicados en la revista New England Journal of Medicine, mostraron que los 20 voluntarios generaron anticuerpos en las cuatro semanas posteriores a ser vacunados, y que los niveles de estos anticuerpos fueron más elevados en aquéllos que recibieron una dosis mayor.

“La extensión sin precedentes de la epidemia actual del ébola en África Occidental llevó a intensificar los esfuerzos para desarrollar vacunas seguras y eficaces que podrían permitir detener el brote y jugar un rol clave para prevenir futuras grandes epidemias”, dijo el doctor Anthony Fauci, director del NIAID.

“Basados en los resultados positivos del primer ensayo clínico de esta vacuna (fase 1), continuaremos nuestros esfuerzos a toda velocidad para llevar a cabo ensayos con un mayor número de personas para determinar su eficacia”, explicó.

“No sabemos si la inmunidad observada en las personas vacunadas los protege, ni si las otras vacunas que están en camino no serán más eficaces”, estimó por su parte Jonathan Ball, profesor de virología molecular de la Universidad de Nottingham.

Carrera de potencias farmacéuticas

Hay otras vacunas están siendo probadas en la actualidad, como la ChAd3, desarrollada por la agencia de salud pública canadiense, que también es objeto de un ensayo clínico por parte del NIAID. Las dos vacunas serán ensayadas en Suiza.

La firma Johnson & Johnson anunció por su parte el mes pasado que había invertido 200 millones de dólares para acelerar la producción de una vacuna preparada por su filial Janssen, que prevé la producción de más de un millón de dosis en 2015, de las cuales 250.000 antes de mayo.

Por su parte, Rusia anunció el 11 de octubre que será capaz de producir tres vacunas en un plazo de seis meses, agregando que una de ellas “ya está lista para las pruebas clínicas”.

Según Michael Kurilla, del NIAID, el futuro de las vacunas sigue siendo incierto, tomando en cuenta los plazos necesarios para realizar las pruebas.

“Probablemente no sabremos antes de mediados de 2015 si estas vacunas serán desarrolladas”, estimó, al reconocer que “no necesariamente vamos a eliminar el virus, sino la enfermedad causada por el virus”.

A la espera de esas vacunas, existen tratamientos que ya se están administrando.

Tal es el caso del Zmapp, un cóctel de tres anticuerpos desarrollado por Mapp Bio (Biopharmaceutical) en colaboración con un laboratorio canadiense de Toronto y el respaldo de los gobiernos norteamericano y canadiense.

Pero el medicamento no se encuentra disponible en cantidades suficientes “como para desarrollar pruebas a gran escala” en África, según la Organización Mundial de la salud (OMS).

La OMS seleccionó en cambio el Avigan, un antiviral (favipiravir) japonés contra la gripe que será ensayado a partir de diciembre en Guinea, según Médicos Sin Fronteras (MSF).

MSF espera además probar otro antiviral, el brincidofovir, en Monrovia, una vez que reciba la luz verde de las autoridades de Liberia.

Balance

Según el último balance de la OMS, la epidemia del ébola ha dejado hasta el momento 5.459 muertos de 15.351 casos registrados, cerca de la mitad en Liberia.

AFP